Tras ir dos goles abajo en el marcador, el Real Madrid logró empatar con el Arsenal gracias a un gol de Bale y a una exhibición de Asensio. Finalmente, se impuso en los penaltis por 3-2. El francés Lacazette abrió el marcador para los "gunners" de penalti y Aubemayang puso el 2-0 aún en la primera parte.

El Real Madrid logró igualar el marcador a comienzos de la segunda parte gracias a un inspirado Asensio, que participó en el gol de Bale, y marcó el empate a pase de Marcelo. Las tablas al final de los noventa minutos llevó el encuentro a los penaltis, donde los españoles cerraron la victoria.

La competitividad entre ambos equipos quedó patente desde los primeros minutos cuando Nacho realizó una dura entrada a Kolasinac, que ya se plantaba solo frente al portero. Sin embargo, apenas un par de minutos más tarde, el defensa madridista complicó las cosas a su equipo con una mano de un disparo de Lacazette, que había quebrado con habilidad a Navas. El colegiado lo vio claro: segunda tarjeta amarilla, expulsión y penalti.

El ariete francés transformó la pena máxima con suspense ya que el balón golpeó ambos palos antes de entrar en la portería. Zidane reaccionó dando entrada a Varane en lugar de Jovic, quien apenas pudo disfrutar de quince minutos en su segundo partido como madridista.

Aunque el Real Madrid dio muestras de reaccionar con un par de buenas internadas por las bandas, fue el Arsenal el que volvió a golpear con un buen contraataque que culminó Aubameyang. Los londinenses cedieron entonces el balón, pero no el ritmo del partido.

Sin embargo, el central Sokratis acabó desbaratando los planes de Emery con dos fuertes entradas consecutivas, sobre Kroos primero y acto seguido sobre Modric, que le costaron dos tarjetas amarillas. El Real Madrid aprovechó que ambos equipos volvían a estar igualados para lanzarse al ataque, pero la inoperancia de Benzemá, que falló estrepitosamente un remate de cabeza impidió que los blancos lograran recortar distancias.

Esta dinámica, eso sí, se mantuvo al inicio de una segunda parte en la que Zidane cambió a buena parte del equipo y dio entrada a Bale. Hay que recordar la ausencia en el encuentro previo contra el Bayer Munich provocó ríos de tinta.

El balear, convertido en estilete, protagonizó una clara ocasión al golpear desde fuera del área un balón que dió en el palo y llegó a los pies de Varane. Quien no supo aprovechar la ocasión y disparó muy por encima del larguero.

Poco después, en el minuto 56, Bale aprovechó un balón suelto tras una pugna entre Emiliano Martínez y el propio Asensio para empujar el balón a la red. Una vez más Asensio volvió a ser el gran protagonista al aprovechar un buen pase de Marcelo desde la izquierda para poner el 2-2 en el marcador.

Por desgracia, la alegría del extremo apenas duró puesto que tras un movimiento extraño, el jugador acabó en el suelo con claros gestos de dolor, por lo que tuvo que ser retirado del campo en camilla. A partir de ese momento la contienda volvió a igualarse y comenzó un intercambio de ocasiones que ninguno de los dos lograba materializar.

En los últimos instantes del encuentro el Arsenal contó con dos ocasiones claras, pero la falta de puntería y un buen Courtois impidieron que los londinenses sumaran su tercera victoria del torneo. Ya en los penaltis, el portero del Arsenal paró un balón de Bale. Marcaron Isco, Varane y Vinícius. Por el equipo de Emery marcaron Nelson y Saka; Courtois impidió un gol de Xhaka y Burton envió el balón a la grada.