CHAMPIONS LEAGUE JORNADA 4 | REAL MADRID 1 - 0 PSG

CHAMPIONS LEAGUE JORNADA 4 | REAL MADRID 1 - 0 PSG

Nacho salva al Real Madrid del vendaval del PSG

En un partido malo del Real Madrid, Nacho, que salió al campo en lugar de un lesionado Marcelo, le dio los tres puntos al conjunto de Rafa Benítez. Los blancos fueron inferiores durante prácticamente todo el partido, pero la victoria le clasifica para octavos de final y le pone virtualmente como primero de su grupo.

Nacho, celebrando su gol ante el PSG
Nacho, celebrando su gol ante el PSG | Efe

El Santiago Bernabéu acogía uno de los partidos por los que la Champions tiene el prestigio que tiene. Uno de los que crean afición, de los que ponen magia y ponen los pelos de punta a los aficionados.

El Real Madrid recibía al PSG en lo que se podía considerar una final anticipada de la máxima competición europea. Los blancos recuperaban piezas clave para este partido, como podían ser James o Pepe, aunque otros como Benzema o Bale no llegaron a tiempo.

El PSG también recuperaba a un hombre clave: David Luiz. El central no pudo jugar el primer partido por lesión, pero al segundo partido no podía faltar. Con todas las estrellas sobre el verde, sólo faltaba el balón y el pitido del árbitro.

Aparatoso choque entre Isco y Aurier

Rodó el balón en el Bernabéu y ambos se pusieron al 110%. Empezó mandando el PSG, siendo eléctrico en la presión y preciso en los pases. El Madrid buscaba poco a poco su sitio en el campo, como bien decía Juanito, 90 minutos en el Bernabéu son muy largos.

Ni siquiera el Rey Juan Carlos se quiso perder el partido. En los primeros minutos del encuentro, Isco y Aurier sufrieron un choque en el que el malagueño se hizo una brecha en la cabeza y tuvo que ser atendido en la banda.

Sin embargo, ninguno de los dos se fueron del campo. El que sí se fue del campo con una lesión muscular fue Marco Verratti. El italiano intentó seguir en el césped, pero finalmente se tuvo que marchar.

Doble susto para el Madrid

El primer susto para el Real Madrid se lo llevó en el minuto 20. Ángel di María se internó por la banda derecha y puso un balón franco para que Matuidi rematara a la portería de Keylor Navas.

La suerte para los blancos fue que le cayó a la pierna mala y le salió un tiro asequible para Keylor ‘Paras’, como le llaman en el vestuario del Real Madrid. A los dos minutos, tuvo otra clarísima Ibrahimovic con un tiro colocado que se marchó fuera por poco.

Lo cierto es que el Real Madrid se estaba viendo muy superado por el PSG en la primera hora de partido. Los franceses se plantaban en el área con suma facilidad y la defensa del Madrid sufría lo indecible.

Marcelo, lesionado

Para colmo, Marcelo se retiró lesionado del campo por lo que parecía una rotura fibrilar. Una pésima noticia para uno de los intocables para Rafa Benítez, al que sustituía Nacho en el lateral izquierdo.

Cuando más acorralado estaba el Madrid, cuando peor lo estaba pasando, cuando más cerca parecía el gol del PSG, apareció precisamente el canterano. Kroos disparó desde la frontal del área, su disparo salió desviado a la banda izquierda, donde Trapp salió a por uvas y Nacho lo aprovechó.

El canterano definió como si de un delantero se tratase y el balón se coló en la portería del PSG. Se adelantaban los blancos, un gol que era un balón de oxígeno. No lo mereció, pero así es el fútbol.

La tuvo Cavani

Sin embargo, el PSG no se arrugó y siguió atacando sin descanso a la portería de Keylor Navas. Cavani, Ibrahimovic, Di María… Todos probaron suerte, pero ninguno la encontró. Parecía imposible que no llegase el gol, la ofensiva era total.

Antes de llegar al descanso, Cavani tuvo una de las más claras. Aprovechó un pase milimétrico de Di María para intentar picarle el balón a Navas, pero su definición no fue la mejor y Varane tuvo tiempo de llegar para despejar el balón en la línea de gol.

Pitó el árbitro un descanso más que necesario para el Real Madrid. Benítez les diría un par de palabras a sus jugadores, que se vieron totalmente sobrepasados ante su rival. El público del Bernabéu tampoco salió contento pese al gol, sufrieron mucho y se temían que más iban a sufrir.

Probó suerte Isco

Arrancó la segunda parte y el guion fue parecido al de la primera. Comenzó dominando el PSG, llegando por las bandas, por el centro, por todas partes. Liderados por un inspirado Di María, los franceses llegaban y llegaban al área.

También las tenía el Real Madrid, aunque eran mucho menos frecuentes. Probó Isco desde la frontal del área y su tiro salió rebotado en un defensa. El balón casi se cuela en la portería de Trapp, que estaba pasando una noche tranquila salvando el gol de Nacho.

En su segundo cambio, Rafa Benítez metió a Lucas Vázquez en lugar de Jesé, un refresco para intentar presionar y enfriar las arremetidas del PSG. Tras un rato en el que el PSG parecía que se apagaba, volvió a la carga en busca de hacerle gol a Keylor Navas.

La volvió a tener Isco

Otra vez la tuvo Isco Alarcón. Lucas Vázquez se internó por banda derecha, colgó un balón envenenado al segundo palo, un segundo palo en el que esperaba Isco. Disparó con toda su alma y con la cara ensangrentada, pero Trapp sacó un pie milagroso para evitar el segundo del Madrid.

Quedaban pocos minutos, le tocaba sufrir al Real Madrid. Ya llevaba sufridos todos los minutos del partido, había que aguantar un último ‘stint’, como se diría en la Fórmula 1. El PSG estaba volcado, el primer puesto del grupo estaba en juego y se notaba.

El último cambio que usó Benítez fue para meter a Kovacic en el campo en lugar de un malherido Isco. Kroos tuvo la oportunidad de meter el segundo, pero de nuevo Trapp detuvo el tiro del alemán.

El primer puesto, virtualmente conseguido

Los minutos pasaban, unos minutos agónicos, estaba mucho en juego y la distancia era mínima. El PSG lo iba a intentar hasta el final, de eso no quedaba duda. Al Madrid se le veía cómodo, con un Nacho muy seguro en defensa.

La última la tuvo Di María. La tuvo el Fideo, el que tantos goles metió en la portería del Santiago Bernabéu. Volvía a la que fue su casa y tenía la falta para empatar el partido. Su zurdazo se estrelló en el larguero y con ello la última ocasión de su equipo para empatar.

Con este 1-0 sufrido del Real Madrid, se aseguran virtualmente el primer puesto del grupo y matemáticamente su presencia en octavos. No fue el mejor partido de los blancos, pero el resultado es lo que cuenta en el deporte.

Enrique Hernández | Madrid | 02/11/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.