El Real Madrid de Zinedine Zidane perdió en su primer partido de pretemporada frente al Bayern de Múnich por 3 goles a 1, en un partido dominado por el conjunto alemán y marcado por las escasas oportunidades de gol para los blancos, además de los fallos defensivos, protagonistas en los goles del conjunto alemán.

Asimismo, pese a las expectativas puestas en el nuevo fichaje del Real Madrid; el delantero belga Eden Hazard estuvo desaparecido y sin generar ningún tipo de peligro, siendo sustituido en la segunda parte. Eso sí, algo ha cambiado en el Madrid, positivismo, magia y verticalidad. El ex del Chelsea, debutó con el '50' a la espalda y fue el más destacado del conjunto blanco durante la primera parte.

Zinedine Zidane se mostraba satisfecho al final del partido. "Estamos en preparación, jugó un once, luego otro, en el siguiente partido cambiaremos. Para mí los que empezaron no es algo importante", valoró el francés.

Primera parte

Tras los primeros quince minutos de partido, llegó el primer gol para los rojos , obra del francés Corentin Tolliso. Pese a ir por delante ya en el marcador, el equipo alemán quería ampliar su ventaja e hizo verdaderos méritos para conseguirlo. Sin embargo, el segundo no llegaba.

Segunda parte

Fue en el minuto 67 cuando el Bayern encontró el gol que tanto rato llevaba buscando por medio del polaco Lewandowski, batiendo por bajo a Keylor Navas, que había salido en sustitución de Courtois: 2-0 en el marcador.

Los jugadores madridistas en vez de crecerse ante la situación, yendo por detrás en el marcador, hicieron todo lo contrario. De nuevo un fallo en defensa puso el 3-0 en el luminoso, lo que le otorgó la victoria definitiva al conjunto alemán de las botas de Gnabry.

El partido ya estaba sentenciado, pero Zidane comenzó con los cambios de rigor en este tipo de partidos amistosos y lo cambió por completo para que los más jóvenes como el japonés Kubo y el brasileño Rodrygo pusieran un punto más al equipo.

Precisamente Rodrygo fue quien al minuto 84, de tiro libre, conseguía el gol del honor del Real Madrid de falta, siendo ambos los mejores del Madrid.

El entrenador del conjunto blanco, Zinedine Zidane, reflexionó sobre el encuentro al finalizar el mismo: "Sí, los diez minutos primeros fueron un poco complicados, luego jugamos bien, salimos desde atrás con combinaciones. Nos ha faltado el gol en la primera parte y en la segunda cambiamos totalmente el equipo y los jugadores era la primera vez que jugaban juntos. Es normal que defensivamente tuviéramos dificultades, totalmente normal".

La presencia del Real Madrid generó un gran interés entre la afición local que permitió una asistencia oficial de 60.413 espectadores que acudieron al NRG Stadium de Houston.

El próximo partido del Real Madrid será el que dispute el martes en el Fedex Field, de Landover (Maryland), frente al Arsenal inglés, también dentro del mismo torneo.