Karim Benzema y Gerard Piqué, en el Clásico de la primera vuelta en el Camp Nou

Publicidad

El Clásico

Real Madrid y Barcelona se miden en un Clásico sin margen de error en el Santiago Bernabéu

El Real Madrid recibe al Barcelona en el segundo Clásico de la temporada, un partido que se ha convertido en una auténtica final para ambos equipos. El equipo de Setién llega como líder, con dos puntos de ventaja sobre el conjunto de Zidane.

Real Madrid y FC Barcelona ponen en juego el liderato de LaLiga este domingo 1 de marzo, a las 21.00 horas, en un Clásico que se presenta como una auténtica final, más para un Madrid que puede vivir una semana dramática en caso de caer ante el eterno rival.

Hace no mucho el equipo de Zidane parecía haber encontrado la fórmula ganadora, apoyado en una férreo sistema defensivo, un centro del campo goleador y un equipo en el que todos corrían ahogando a todo rival que salía al paso.

De maravillar a camino del desastre

Pero la cosa se comenzó a torcer para el Real Madrid en la Copa del Rey. Una cuestionable alineación de Zidante en los cuartos de final ante la Real Sociedad le costaba el primer título de la temporada al conjunto blanco.

Pudo considerarse como un accidente, pero el traspié acabó afectando en LaLiga, en la que el equipo de Zidane cedió el liderato tras un empate ante el Celta en el Bernabéu y una derrota ante el Levante en el Ciutat de Valencia.

Con ese panorama llegaba el equipo blanco a la semana clave: Manchester City en Champions y Barcelona en Liga. El miércoles se produjo la durísima derrota ante el equipo de Guardiola, lo que convierte el partido de este domingo en una final para el Real Madrid.

La gran pregunta en lo puramente deportivo para Zidane es si Kroos, que fue suplente de forma sorprendente ante el City, volverá a un once en el que está por ver quién acompaña a Benzema en la punta de ataque.

Messi el faro que guía al Barcelona de Setién

El Barcelona, pese a que no pasa por su mejor versión, no se encuentra en una situación tan límite como su terno rival. Los de Setién resolvieron con un empate (1-1) su visita a San Paolo ante el Nápoles y llegan al Bernabéu como líderes del campeonato, con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid.

En este escenario no sería tan dramático caer en Chamartín, ya que el Barça aún seguiría en la pelea por el título.

Si mira sus últimos resultados en Liga en el Bernabéu, el Barcelona puede estar tranquilo: cuatro victorias en los cuatro últimos choques ligeros en el Santiago Bernabéu.

Una vez más, el Barcelona se agarra a Leo Messi, el faro del equipo y al que se le da especialmente bien jugar en el campo del Reañ Madrid. El argentino suma 8 asitencias y 15 goles, incluidos 3 dobletes y 1 triplete, en sus visitas a Chamartín.

Pese a todo lo dicho, el equipo azulgrana no pasa tampoco por su mejor momento y su juego no ha mejorado tras la llegada de Setién al banquillo.

Sus principales problemas pasan por el aspecto defensivo, donde concede muchos goles pese a las actuaciones de Ter Stegen, y por el juego en el centro del campo, muy alejado de aquella versión con la que enamoraba no hace mucho tiempo.

Publicidad