LaLiga

Radamel Falcao castiga la racanería del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid se adelantó con un gol de Morata tras una buena primera parte, pero los de Simeone dieron un paso atrás tras el descanso. El Rayo mereció el empate y lo encontró en un penalti en el descuento por mano de Giménez. Radamel Falcao no perdonó a su exequipo.

Radamel Falcao celebra su gol ante el Atlético de Madrid

Radamel Falcao celebra su gol ante el Atlético de Madrid Efe

Publicidad

Un zarpazo de Radamel Falcao desgarró en el descuento el rácano planteamiento de Simeone, que decidió echar a su equipo atrás tras una buena primera parte, en la que el Atlético de Madrid se adelantó con justica con un gol de Morata. El rugido del 'Tigre' se escuchó de nuevo en el Metropolitano, aunque esta vez para desgracia de la hinchada colchonera.

Y eso que el Atlético de Madrid arrancó la noche jugando al fútbol, presionado arriba, mordiendo. La fórmula le resultó a los de Simeone y encontraron el gol pasados los primeros 20 minutos de juego. Griezmann, el mejor del Atlético con permiso de Ivo Grbic, robó un balón y sirvió un pase de gol a un Morata que no falló ante Dimitrievski.

El 1-0 hacía justica a lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego. Los de Simeone fueron superiores en la primera parte y dominaron a un Rayo que logró llegar vivo al descanso. Los de Iraola salieron de los vestuarios tras el intermedio con otro planteamiento y ahí cambió el decorado.

El Rayo se fue arriba y el Atlético dio un paso atrás, confiando en matar en una contra aprovechando la velocidad de Cunha y Griezmann. Pero el Rayo comenzó a asediar a un Ivo Grbic que se hizo grande en varias ocasiones ante Álvaro García, Isi o Falcao.

El Metropolitano comenzó a olerse la tostada, mientras Simeone trataba de alentar a una grada que comienza a mostrar fatiga con estos planteamientos. El Atlético de Madrid logró llegar al minuto 90 con el botín del 1-0, pero ahí una mano de Gimenez, chequeada por el VAR y revisada por el colegiado, cambió el signo del partido.

Radamel Falcao agarró el balón y, como hizo en el pasado jugando con el Atlético, batió a Ivo Grbic desde el punto de penalti. Punto merecido para el Rayo. Castigo también merecido para Simeone y el Atlético de Madrid.

Publicidad