Marcelo está pasando sus vacaciones con la familia en Río de Janeiro después de que no fuese convocado con Brasil para disputar la Copa América. Las vacaciones estaban siendo tranquilas hasta que en la noche del lunes tuvo un percance por las calles de Río cuando fue parado para someterse a un control de alcoholemia en Lagoa. Según recoge 'O Globo', Marcelo se negó a soplar ante los agentes y prefirió pagar una multa de 2.934 reales (unos 675 euros). Además, no podrá conducir en Brasil en un periodo de un año.

Problemas con el coche en 2013

No es la primera vez que comete una irregularidad con el coche. En el año 2013 fue multado con 6000 euros tras ser sorprendido sin puntos en el carnet de conducir en Madrid. El titular del Juzgado de Instrucción nº 11 de Madrid condenó al brasileño a la pena de multa de ocho meses, a razón de una cuota diaria de 25 euros (6.000 euros), por un delito contra la seguridad vial en el marco de un juicio rápido que tuvo lugar el pasado 18 de febrero.