PRIMERA DIVISIÓN JORNADA 24 | EIBAR 3-0 MÁLAGA

Adrián y Sergi Enrich dan el triunfo al Eibar contra el Málaga en Ipurua

El Eibar ha pasado por encima del Málaga en Ipurua. Los armeros, muy superiores a los andaluces, han logrado el triunfo por 3-0 gracias a los tantos de Adrián, por partida doble, y de Sergi Enrich. El cuadro vasco mira a Europa.

Los jugadores del Eibar celebran uno de los goles contra el Málaga

Publicidad

El Eibar se impuso por 3-0 al Málaga en el campo de Ipurúa al aprovechar sus pocas ocasiones, en partido en el que los visitantes recibieron un castigo excesivo, con lo que el cuadro vasco se gana el derecho a seguir peleando por acceder a los puestos europeos. Los guipuzcoanos buscaban la victoria para conservar la séptima plaza de la clasificación y estar cerca de los puestos europeos, y lograron su objetivo.

La primera oportunidad clara la fabricó el blanquiazul Jony por la banda izquierda, se escapó por velocidad, aunque en el área Capa le quitó el balón. En la única ocasión en la que el azulgrana Sergi Enrich se escapó del marcaje de la zaga visitante, a pase de Adrián González, la jugada fue anulada por fuera de juego. Poco después el japonés Takashi Inui no llegó a rematar un buen centro de Capa desde la derecha. Quien no falló fue Adrián González, que logró el 1-0 con la pierna izquierda tras un buen centro de su compañero Sergi Enrich, que demostró su generosidad.

Fue un tanto de los considerados psicológicos, antes del descanso, al final de una primera parte igualada y con pocas ocasiones, en la que los malagueños plantaron cara. Nada más empezar la segunda mitad, Pedro León forzó un penalti de Juankar cuando el jugador del Eibar frenó en seco en el área. La pena máxima la lanzó Adrián, quien engañó al meta camerunés Kameni con su pierna izquierda. El Eibar se animó con el segundo tanto, y logró a continuación el 3-0 al marcar de volea en el área Sergi Enrich, quien aprovechó un centro desde la izquierda de Arbilla.

El Málaga, que no se creía lo que había pasado, que en pocos minutos de juego había recibido tres goles sin merecer semejante castigo, rechazó la rendición, pero no pudo batir a Yoel Rodríguez. Inui pudo aumentar la renta eibarresa con un disparo lejano, que botó delante de Kameni, a quien le acompañó la fortuna porque el balón pegó en el poste y se fue fuera.

En los últimos minutos hubo más faltas y tarjetas que juego y ocasiones. Al final, Bebé, que acababa de saltar al campo, protagonizó un rápido contragolpe, pero disparó desviado. El Málaga intentó marcar el gol de la honra, pero lo impidió el guardameta Yoel, quien despejó el balón en un uno contra uno con Santos.

Publicidad