Deporte femenino

Polémica en la Supercopa de España femenina: nadie entregó las medallas a las jugadoras

Cada jugadora tuvo que recoger su medalla de una bandeja para colgársela al cuello. La RFEF culpa al estadio Romano de Mérida y aclara que la ceremonia de la Supercopa femenina en Mérida fue la misma que el año pasado y que la Copa del Rey.

La imagen polémica de la Supercopa Femenina

La imagen polémica de la Supercopa Femenina Twitter @Barcafemenifoto

Publicidad

El Fútbol Club Barcelona es ya es campeón de la Supercopa de España de fútbol en las categorías masculina y femenina. Si en la primera los de Xavi Hernández se impusieron en la final, disputada en Arabia Saudí, al Real Madrid, este sábado sus colegas del equipo femenino hicieron lo propio con la Real Sociedad: dos tantos de Aitana Bonmatí y otro de Asisat Oshoala en el descuento dieron el título a las culés.

Sin embargo, el título ha incendiado las redes y no precisamente por la victoria azulgrana. Y es que las campeonas se tuvieron que acercar en fila a una mesa en la que esperaban las medallas, para después recoger cada una su correspondiente premio y colgárselo al cuello. La imagen contrasta con lo ocurrido en la categoría masculina, donde Luis Rubiales sí bajó al césped para presidir el acto. La imagen del estadio José Fouto, en Mérida, está dando mucho que hablar.

Aclaración de la RFEF

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha querido aclarar que la ceremonia de entrega de medallas fue así debido a un protocolo obligado por las instalaciones, además de ser el que se llevó a cabo el año pasado y el mismo de la Copa del Rey.

"De acuerdo con los protocolos de premiación de la RFEF, y teniendo en cuenta tanto el elevado número de representación institucional, así como las infraestructuras para el acceso al palco desde el césped del estadio, el departamento de Protocolo decidió activar la ceremonia de entrega en el palco de la misma manera que se lleva cabo en la Copa del Rey: entrega de la Copa a la capitana del equipo campeón y entrega de medallas al equipo vencedor en césped/vestuario", apunta la RFEF en un comunicado. Así, la Federación también culpa al estadio Romano de Mérida por la polémica entrega de medallas.

La Federación salió al paso de las críticas por un vídeo que se convirtió en viral en las redes sociales, con las jugadoras del Barça, campeonas en el Romano José Fouto de Mérida tras un 0-3 a la Real Sociedad, sacando las medallas de los estuches encima de una mesa y colgándoselas unas a otras: "Se trata de la misma ceremonia de premiación que se llevó a cabo en la última edición de la Supercopa Femenina en 2022", añadió la Federación.

Publicidad