Atención al vídeo que se ha hecho viral en Twitter. Sucedió en Brasil, y pocas veces hemos visto a un jugador, aunque sea amateur, sometido a semejante presión. Ni en la final de un Mundial. El futbolista, rodeado de gente empujándole, llega a ser apuntado con una pistola. La imagen es impactante.