79.842667

Publicidad

Coronavirus

Pablo, el único español que sigue jugando al fútbol en plena crisis del coronavirus: "Preocupado por la familia"

Pablo Gállego juega en el Managua CF de Nicaragua, país que no ha parado aún la actividad deportiva por el coronavirus. El futbolista reconoce que está "preocupado" por su familia.

A pesar de que muchos equipos de la propia liga ya lo han pedido, Nicaragua aún no ha suspendido el fútbol en el país por la crisis del coronavirus, tal y como nos cuenta Pablo Gállego, jugador del Managua: "No se ha tomado ninguna medida excepcional por parte del Gobierno".

Pablo, que informa de que hay cuatro casos positivos de coronavirus en Nicaragua asegura que se mantiene "a la espera de los acontecimientos".

Lo cierto es que ayer mismo Pablo disputó un partido a puerta cerrada, y que incluso hace una semana se seguía jugando con público en las gradas.

Pablo cuenta lo difícil que sería un confinamiento en Nicaragua. El futbolista asegura que los ciudadanos viven del día a día y que si se lleva a cabo ese confinamiento la gente podría llegar a morir de hambre.

"Si los confinas a todos en casa pues igual en vez de morirse por el coronavirus se mueren de hambre", dice el español, que reconoce estar preocupado por su familia.

"Si la cosa se pone fea habrá que volver para España", dice Pablo, que por ahora espera que el Gobierno de Nicaragua tome alguna medida ante la pandemia del covid-19.

Publicidad