Publicidad

Galicia

Doce ovejas, el sostenible método para limpiar un campo de fútbol en la localidad gallega de Porto do Son

Las ovejas de la comunidad de montes de Baroña, en Porto do Son, se han convertido en la mejor "maquinaria" para limpiar la maleza del campo de fútbol de esa localidad coruñesa, que había quedado un tanto abandonado tras la suspensión de las competiciones, desde el año pasado, por culpa de la pandemia.

Ellas son las mejores jardineras. Ni consumen gasoil, ni dañan el medio ambiente. En Galicia utilizan ovejas para cortar el césped de un campo de fútbol, en concreto, el de la localidad de Porto do Son, en la provincia de A Coruña.

Mientras comen, las doce ovejas desbrozan el campo, que estaba totalmente abandonado por el confinamiento del año pasado.

"El campo de fútbol estaba un poco descuidado porque con el tema de la pandemia del año pasado no se pudieron realizar demasiadas actividades", explica Ovidio Queiruga, presidente de la Comunidad de Montes.

Y una docena de ovejas es mas que suficiente para hacer el trabajo, mucho mejor que otros métodos.

"De hecho dejan todo esto mucho mejor que incluso muchas máquinas", relata Francisco Couso, concejal de Deportes de Porto do Son.

Las doce ovejas se comen la maleza, sin necesidad de recurrir a maquinaria pesada ni combustibles fósiles, por lo que contribuyen a la protección del medio ambiente. Además, sus excrementos sirven de abono natural para el futuro.

"El animal es el mejor desbrozador que tenemos, es el método que se ha utilizado toda la vida", señala José Francisco Couso, quien alaba la iniciativa de la Comunidad de Montes, y a su presidente, Ovidio Queiruga, muy involucrado en este tipo de proyectos.

Y mientras los niños del colegio afinan la puntería y aprenden, el dueño del rebaño augura que esta medida pionera puede ser solo el comienzo.

"Podría ser exportable a otras instalaciones", explica Ovidio. Tan solo un pequeño inconveniente.

"El inconveniente pueden ser los excrementos", reconoce Ovidio.

Publicidad