Neymar abandonó el campo en camilla y entre lágrimas por una lesión de tobillo tras una dura entrada

Publicidad

Ligue 1

Neymar abandonó el campo en camilla y entre lágrimas por una lesión de tobillo tras una dura entrada

Thiago Mendes fue expulsado tras la dura entrada a Neymar, quien se marchó en camilla entre gestos de dolor.

El brasileño Neymar tuvo que ser retirado en camilla, y con claros gestos de dolor, tras sufrir una dura entrada que afecta a su tobillo izquierdo en los instantes finales de la derrota en París de su equipo, el PSG, ante el Lyon (0-1), en partido de la decimocuarta jornada del campeonato de la Ligue 1 francesa.

La dura entrada del visitante Thiago Mendes, que fue expulsado tras ver el colegiado la entrada en un monitor al ser avisado por el VAR, se produjo en el minuto 95, cuando Neymar, en medio campo del Lyon, se había zafado de dos rivales y se disponía a regatear con su compatriota.

Su pie izquierdo se enganchó

Thiago Medes derribó a Neymar, que tuvo la mala fortuna de que su pie izquierdo quedase entre las piernas de su rival. Inmediatamente, el brasileño hizo gestos de dolor y levantó los brazos pidiendo las asistencias. Tras unos minutos de ser atendido sobre el campo, y con lágrimas en sus ojos, tuvo que ser retirado en camilla con los brazos tapándose la cara camino de los vestuarios.

El padre de Neymar estalla en Instagram

El padre de Neymar ha explotado en Instagram: "Maldición, ¿hasta cuándo? ¡Tanto que se habla de ello, tanto permitimos este exceso de violencia! ¿Por qué no pararlo al principio, en el primera falta, por qué esperar a la séptima, octava o novena? ¿Necesitamos mirar el VAR para ver que es una expulsión? ¿Necesitamos el VAR para ver que es una entrada tan violenta? ¿Necesitamos que alguien salga herido para tomar decisiones honestas? Un jugador hace entradas irresponsables (tijeras), violentas, de lado, cruza el espacio físico del otro, sin siquiera opción de defender... No medimos eso durante todo el partido, donde Neymar sufrió la tradicional ensalada de faltas, y siempre violentas, y con eso estamos alimentando este tipo de jugadores y actitudes. Así el fútbol acabará perdiendo. ¿Hasta cuándo la culpa será de la víctima? (escrito en mayúsculas) Depende de quién controla el juego, de quién tiene la oportunidad de proteger... ahhhhhhhhh. ¿Hacer el qué? ¡¡¡Dios sí se preocupa !!!!!"

Publicidad