Mundial Qatar 2022

Muere atropellado un joven de 14 años en Montpellier tras la semifinal del Mundial entre Francia y Marruecos

Duras imágenes: el coche arrolla a varias personas después de que intentaran arrebatarle una bandera francesa. La policía investiga la muerte del menor.

Publicidad

Un menor de 14 años ha fallecido en los altercados producidos en el país tras el pase de Francia a la final del Mundial. La policía francesa ha desplegado un gran dispositivo de refuerzo. Montpellier ha sido la ciudad más afectada. Durante la noche este joven ha fallecido, según medios franceses, por un atropello.

Antes del suceso, un grupo de marroquíes se acercó al coche para arrancar la bandera que el conductor portaba por la ventana. Acto seguido, el hombre ha acelerado y se ha llevado por delante a algunos de ellos. El menor ha quedado tendido en el suelo sin moverse. Los jóvenes que le acompañaban han acudido rápidamente a socorrerlo.

Al parecer consiguieron trasladarlo al hospital, pero una vez allí no pudieron hacer nada por su vida. Por su parte, el conductor, que se dio a la fuga después del atropello, todavía no ha sido localizado por la policía pero sí han encontrado su coche cerca del lugar.

Según la prefectura de Hérault, el vehículo fue encontrado cerca del lugar del accidente y puesto a disposición policial. En este sentido, la Policía francesa ha iniciado una investigación sobre lo acontecido.

El presidente del Consejo Francés de la Fe Musulmana, Mohammed Moussaoui, ha condenado en redes sociales la muerte del menor instando a que se haga "todo lo posible para arrestar al autor de este crimen atroz". "Un automovilista atropelló a seguidores marroquíes en Montpellier, dejando a un niño entre la vida y la muerte. Nuestras oraciones por él y nuestro apoyo a sus seres queridos", ha añadido Moussaoui.

Tensión entre aficionados

Pero este atropello no ha sido el único altercado en las últimas horas. También en esta misma ciudad, seguidores de la selección francesa y la marroquí han protagonizado momentos de tensión. Los hinchas se han lanzado distintos objetos como bengalas o petardos.

Por su parte, en Niza la violencia ha ido dirigida principalmente a la policía. Los agentes intervinieron para evitar la tensión que se vive en las calles y detener la oleada de disturbios pero los aficionados han comenzado a lanzarles fuegos artificiales.

En otras ciudades como París, la celebración ha transcurrido sin incidentes. El Gobierno francés ha activado un masivo despliegue policial, con más de 10.000 agentes, 2.000 de ellos en París, ante la posibilidad de que se produjesen altercados como los que se han vivido esta noche.

La selección francesa se medirá este domingo en la final del Mundial ante Argentina.

Publicidad

x50, 320x53, fluid" data-sizest="1x1, 728x90, 728x250, fluid" data-position="top2" data-lazy="false">