Mundial de Qatar 2022

Un espontáneo invade el campo durante el Portugal - Uruguay con una bandera arcoíris

En su camiseta llevaba escrita la frase "respeto para las mujeres iraníes" por detrás y por delante un mensaje en apoyo a Ucrania.

Publicidad

Un aficionado ha saltado al césped del estadio de Lusail durante el partido entre las selecciones de Portugal y Uruguay con una bandera arcoíris para reivindicar los derechos del colectivo LGTBIQ+. Además, llevaba un mensaje impreso en su camiseta pidiendo "respeto para las mujeres iraníes" en la parte trasera, mientras que en la parte delantera de la camiseta se leía el mensaje de 'Salva Ucrania'. Ha ocurrido en el minuto 51 de partido del Grupo H del Mundial de Qatar 2022.

El espontáneo saltó al césped con la bandera en una mano y recorrió el terreno de juego. La bandera se le cayó al suelo cuando era perseguido por las fuerzas de seguridad y el árbitro Alireza Faghani la recogió del suelo. Finalmente, el espectador fue reducido y retirado del césped por los agentes y el encuentro se reanudó.

Previamente a este acontecimiento, la FIFA ha amenazado a las federaciones con "sanciones ilimitadas" si seguían adelante con el uso del brazalete multicolor de la iniciativa OneLove. Esta iniciativa pretende destacar las injusticias que se viven en el país catarí.

Amenazas por parte de la FIFA

Las federaciones de varios países europeos, incluida la inglesa, sufrieron el veto por parte de la FIFA que les prohibió el uso de este brazalete y les impuso el brazalete oficial de la propia FIFA. Las amenazas por parte de la FIFA traspasaban el terreno económico y deportivo, abriendo la posibilidad de amonestar a aquellos jugadores que llevasen el brazalete: "Las sanciones eran ilimitadas", dijo Mark Bullingham, presidente ejecutivo de la FA, a la cadena británica ITV. "Iban a tomar acciones disciplinarias contra cualquier jugador que llevara el brazalete".

"Como federaciones nacionales no podemos poner a nuestros jugadores en una posición en la que puedan enfrentar sanciones deportivas, incluidas tarjetas", indicaron las siete federaciones de fútbol el pasado lunes a través de un comunicado conjunto. Las decisión se tomó horas antes de que el inglés Harry Kane, el holandés Virgil van Dijk y el galés Gareth Bale se pusieran los brazaletes de One Love en sus respectivos partidos.

Además, casos como el de la periodista estadounidense Grant Wahl o el de la exfutbolista del Arsenal y actualmente analista para la BBC, Alex Scott han caldeado todavía más el ambiente de la Copa Mundial de Fútbol de 2022.

Publicidad