Fútbol

Mikel Saizar, portero del Amorebieta y pastelero de profesión: "Suelo venir un par de horas al día"

El Burgos, el Ibiza, la Real Sociedad B y el Amorebieta han logrado el ascenso a segunda división. Un ascenso realmente dulce para el portero del Amorebieta, Mikel Saizar, quien combina su pasión por el fútbol con su profesión como pastelero.

Publicidad

Mikel Saizar logró este domingo el ascenso a segunda división con el Amorebieta, una auténtico hito para un pueblo de menos de 20.000 habitantes. A su actividad como portero, Mikel intercala su otra ocupación, la de pastelero. Y es que cuando puede ayuda a su madre, Nieves, con la pastelería que regentan en Amorebieta.

Mikel es todo un veterano del fútbol español y ha logrado dos ascensos. El primero lo logró con el Córdoba, subiendo a primera división, y ahora ha logrado ascender a segunda división con el Amorebieta.

"Somos casi todos trabajadores y somos una cuadrilla"

El SD Amorebieta tiene 900 socios y la localidad 18.000 habitantes, por lo que el ascenso a segunda división ha supuesto un terremoto en esta pequeña localidad vasca.

"Somos casi todos trabajadores y somos una cuadrilla", explica Mikel sobre el equipo.

En su camiseta luce una doble 'M' en honor a su padre, Miguel Marí, que nunca pudo verle debutar en primera división.

"Mi padre no me vio jugar en Primera", reconoce Mikel. A sus 38 años, a Mikel le ha pasado de todo. Ha llegado a jugar en Chipre, auqnue su mejor anécdota le ocurrió en Tudela esta temporada, cuando un perro saltó al campo a morder el balón.

"Eso solo pasa en Segunda B, en Primera y Segunda no pasará", asegura Mikel Saizar.