CON UN PORCENTAJE DE FALLO DEL 80%

La maldición del Atlético con los penaltis: sólo ha marcado tres de los últimos once intentos

El Atlético ganó al Celta tras una gran remontada en el Calderón, pero el partido de Liga volvió a dejar en evidencia su mala racha con los penaltis. Torres cometió un nuevo fallo desde los once metros y el equipo rojiblanco ya lleva ocho penas máximas falladas de los últimos once intentos.

Fernando Torres lanza el penalti que no entraría ante el Celta

Publicidad

El Atlético de Madrid ha caído en la maldición de los penaltis, una suerte que se le ha vuelto en contra y que se ha convertido en un problema enquistado que el conjunto del "Cholo" Simeone deberá resolver cuando se enfila ya el tramo decisivo del curso, con la Liga de Campeones a la vuelta de la esquina.

Si este domingo ante el Celta fue Fernando Torres el "encargado" de fallar desde los once metros, el pasado miércoles, ante el Barcelona en el Camp Nou en partido de Copa del Rey, fue el francés Kevin Gameiro el que erró, y la jornada anterior, ante el Leganés, Antoine Griezmann hizo lo propio.

Tres penaltis marrados de forma consecutiva por los tres delanteros. Pero la pésima racha del Atlético viene de más atrás, hasta completar una serie de ocho lanzamientos malparados de los últimos once tirados.

Los últimos penaltis fallados

A los últimos dos meses del pasado curso corresponden un penalti fallado por Fernando Torres, en el encuentro de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Bayern Múnich, en el que su equipo logró el pase con una derrota por 2-1, y otro por Griezmann, en la final de ese torneo ante el Real Madrid en Milán. Desde entonces, el Atlético no acierta con las penas máximas.

Sólo tres de los últimos once entraron en la portería rival: Kevin Gameiro, en la primera jornada contra el Alavés en el Vicente Calderón (1-1); Fernando Torres, en la cuarta frente al Sporting de Gijón, también en el campo madrileño (5-0); y Saúl, en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Guijuelo (0-6).

Los otros ocho, desaprovechados. Y todo, sin contar el que Juanfran estrelló en el poste derecho del costarricense Keylor Navas en la tanda fatídica de la final de Milán.

El penalti fallado por Torres, que podía haber significado el 2-1, no fue crucial en el devenir del partido, que finalmente quedó en victoria del Atlético (3-2) tras los tantos del sueco John Guidetti en el minuto 77 y los de Yannick Carrasco en el 86, y Antoine Griezmann, en el 87.

Publicidad