Cristiano, arrodillado en el césped

Publicidad

LIGA BBVA JORNADA 25 | MÁLAGA 1 - 1 REAL MADRID

El Real Madrid no puede contra el Málaga y se deja la Liga en la Rosaleda

Nuevo tropiezo del Real Madrid en Liga. El Málaga consiguió remontar al conjunto de Zinedine Zidane y empatar 1-1 en un partido de ida y vuelta. Cristiano Ronaldo marcó de cabeza en fuera de juego y justo después falló un penalti que detuvo Kameni y que animó a los locales. En la segunda parte, Albentosa puso el 1-1 final, que le da un punto vital al Málaga y que le quita otros dos puntos a un Madrid que dice adiós a la Liga.

Enrique Hernández | Madrid
| 20.02.2016 00:02

La Liga se esfumó para el Real Madrid en La Rosaleda. El conjunto blanco no pudo sacar más que un empate del siempre complicado campo del Málaga. Y eso que lo tuvo bastante de cara para llevarse la victoria.

El Madrid llegaba con las bajas de Bale, Benzema y Varane, pero sacó un once de garantías para afrontar uno de tantos partidos decisivos que le quedaban de aquí al final de temporada.

El partido empezó con dominio dispar, ocasiones del Málaga comandadas en su mayoría por Charles, que incluso dejó una rabona que no acabó en nada. El Real Madrid aprovechaba la profundidad de los laterales para crear peligro, pero la primera gran ocasión no llegó hasta el gol.

Cristiano y Albentosa, los goleadores

Cristiano Ronaldo, en posición adelantada, cabeceó un centro medido de Toni Kroos a la perfección y su disparo acabó dentro de la portería de Kameni. Golpeó primero el Real Madrid, celebró Cristiano con su manera habitual y todo parecía pintar bien para los blancos.

Incluso pudo ir mejor para el equipo de Zinedine Zidane. El árbitro señaló un penalti que tiraría Cristiano Ronaldo, en su caso de manera directa, que podría ser la ventaja definitiva para el Real Madrid.

Sin embargo, 'CR7' falló el penalti, más bien se lo paró Kameni, al que sólo le ha metido uno de los tres penaltis que le ha tirado. En ese momento, La Rosaleda despertó, creía en la remontada, podían tumbar a otro grande.

Adiós a la Liga... otra vez

En la segunda parte, el guión siguió siendo similar al de la primera. Ocasiones encontradas, tanto del Málaga como del Real Madrid, y la sensación de que el empate podía llegar en cualquier momento. Y llegó.

Albentosa empató el partido y llevó la locura a la grada, Málaga era una fiesta y el Madrid un funeral. Los siguientes minutos fueron del Real Madrid, pero nada importaba, los tiros iban sin fe, las internadas por banda eran sin potencia y los pases eran mansos. Nadie tiraba una pared, sólo se esperaba un milagro. Y así se dijo adiós a la Liga, a otra Liga.

El árbitro pitó el final del partido y con él certificó que el resultado se quedaba en ese 1-1 que reflejó lo que fue el partido. Al Málaga le viene bien ese punto en su lucha por evitar el descenso, cosa de la que no puede presumir el Real Madrid, que tira una Liga más y ya son unas cuantas. Ahora, su única competición será la Champions League, que no lleva mal. El efecto Zidane parece haberse evaporado.

Publicidad