LaLiga (0-1)

El Madrid vuelve a ser un muro y tumba al Getafe con un gol de Militao

Un tempranero gol del brasileño da lo 3 puntos a un Madrid que dormirá líder y que dejó la portería a cero por primera vez en Liga. Excelso Militao.

El Madrid vuelve a ser un muro y tumba al Getafe con un gol de Militao

El Madrid vuelve a ser un muro y tumba al Getafe con un gol de Militao EFE

Publicidad

El Real Madrid volvió a la senda de la victoria en Liga tras vencer por la mínima al Getafe en el Coliseum gracias al gol de Militao en el minuto 3. Los blancos dormirán líderes y meten presión así a un Barcelona que recibe al Celta este domingo.

Volvió a notarse un cambio en el Madrid de Ancelotti respecto a partidos anteriores, el pinchazo de Osasuna fue un toque de atención del que los blancos sacaron una conclusión: hay que encarrilar los partidos en la primera parte.

Militao y 10 más

Al igual que ante el Shaktar, los blancos se fueron ganando al descanso (0-1), algo que no estaba siendo muy habitual en el arranque de la temporada. Entró fuerte el Madrid y Militao aprovechó el primer córner para ganar el primer córner y peinar un balón con la cabeza para batir a Soria y poner el primero del partido.

Sin delantero centro y con Valverde ahogado en banda no disfrutó de muchas ocasiones más el Madrid en la primera parte. Modric y Camavinga no terminaban de brillar y el Getafe tampoco propuso nada en ataque, ni perdiendo se abría.

El Getafe se encerró 90 minutos y el Madrid puso el muro

Mismo guion en la segunda parte, los merengues apretaron para buscar la sentencia pero un Getafe muy defensivo y sin aspiraciones tampoco puso en peligro la victoria blanca. No fue vertical el equipo de Ancelotti y ni mucho menos brilló pero recuperó esa contundencia defensiva que le hizo triunfar el año pasado (primer partido de Liga en el que no encaja goles).

Un excelso Militao y un brillante Tchouameni mantuvieron firmes a un Madrid que ganó con lo justo y donde ningún atacante brilló. Algo ha cambiado en el equipo madridista desde el empate ante Osasuna, mejoró la defensa y la seriedad en las primeras partes, ya no lo dejan todo para la segunda parte. Turno para que el Barça responda.

Publicidad