El último partido de la pretemporada del FC Barcelona ha traído algo más que goles. Algunos jugadores del Nápoles y del barça como Kostas Manolas y Luis Suárez se enzarzaron en una caliente discusión.

 

Los futbolistas, en un lance del juego, comenzaron a encararse y discutir, hasta que el central griego le recordó la remontada del 0-3 en los cuartos de final de la Champions League de 2017-2018. El jugador del equipo italiano para recordarle que él metió el tercer y definitivo gol de aquél fatídico partido, le muestra la mano al jugador del conjunto español, donde se ve, claramente, como le enseña los tres dedos.