Las fiestas de San Juan y San Pedro celebradas en la ciudad de León tuvieron un concierto especial del Arrebato, porque el año pasado no pudieron tocar por la lluvia. Durante el concierto, los espectadores le pidieron que cantase el himno del Sevilla para hacer las delicias del público.

La canción del himno del equipo hispalense es tan famosa que los 'fans' del cantautor se la piden allá por donde va, sin importar en qué ciudad o de qué equipo sean.