LaLiga Profesional de Fútbol ha denegado a la UD Las Palmas la petición de suspender el partido de este domingo ante la SD Huesca, como había sugerido el club isleño debido al incendio que afecta a Gran Canaria. Por lo tanto, el partido se jugará, cómo estaba previsto, a las 20.00 hora penínsular.

El presidente de la Unión Deportiva, Miguel Ángel Ramírez, ha declarado a la cadena Ser que acatarán la decisión, aunque no la comparte. "Está ardiendo nuestro patrimonio, es una semana complicada con muchas personas afectadas, un día negro, y el partido pasa a un segundo plano", afirmó.

El máximo dirigente del club ha dicho que no tiene "la menor duda" de que el Huesca, que llegó este sábado a Gran Canaria, hubiera aceptado el aplazamiento de este partido, correspondiente a la primera jornada de LaLiga SmartBank.

"No conocemos los argumentos que LaLiga nos da para jugar el partido, pero lo lógico era suspenderlo. Lo que tocaba ahora era estar cerca de las personas que lo necesitaban, es una situación bastante especial para todos los grancanarios, esto nos perjudica mucho, moral y sentimentalmente", ha añadido Ramírez.