Una operación antiterrorista en el seno del norte italiano ha sorprendido al mundo con la incautación de un misil tierra-aire. Este hecho está vinculado con el mundo del fútbol a través del grupo ultra de la Juventus 'Drughi Giovinezza'.

La 'Polizia dello Stato' italiana detuvo a tres personas y decomisó múltiples armas. Entre las armas se encontraba un misil tierra-aire de fabricación francesa del ejército qatarí y sin carga explosiva pero rearmable, dispuesto a ser puesto en venta.

El arsenal de armas, también incautado que estaba a la venta, había: nueve fusiles de asalto, siete pistolas, tres fusiles de caza, 20 cuchillos y bayonetas, entre munición y otras armas, también se encontró numerosa simbología de extrema derecha y neonazi, según cuenta la Policía de Estado italiana.

El mundo del fútbol se ve vinculado con esta operación. "Hemos encontrado conexiones con personas del ambiente ultra, concretamente de la Juventus y en particular del grupo Drughi", según explica Carlo Ambra, Director de operaciones especiales de Turín. En el operativo se ha encontrado una pancarta del grupo ultra 'bianconero' 'Drughi Giovinezza'. Estos pertenecen a la Legión Subalpina.

La acción policial ha destapado como grupos ultras buscaban financiación a través del tráfico de armas. Uno de los hombres fuertes de este grupo fue detenido por eso estos ultras de extrema derecha, que representan el corazón de la afición radical juventina, han hecho varios actos a favor de Carlo Fabio D'allio.

Una de las múltiples pesquisas de la policía italiana era averiguar dónde acabarían las armas. Tras perseguir a excombatientes de la guerra de la cuenca de Donets en Ucrania descubrieron que las armas iban a parar allí.