Las jugadoras del Defensores de Belgrano en su partido contra el Excursionistas

Publicidad

Fútbol

Insultos y escupitajos contra unas futbolistas en un clásico de la liga argentina: "Fue absolutamente una vergüenza"

El Club Atlético Excursionistas y el Defensores de Belgrano se enfrentaron en la liga femenina argentina en un Clásico marcado por los comportamientos machistas de los aficionados en las gradas.

En resumen

  • Antonella Tatulli: "Hija de puta es lo menor que me dijeron"
  • Los aficionados obligaron a las futbolistas a dar sus camisetas a los seguidores
  • El club emitió un comunicado disculpándose aunque asegurando que no hubo ni amenazas ni agresiones físicas

La liga femenina argentina ha sido la nueva víctima del machismo que todavía continúa presente en el deporte. Excursionistas y Defensores de Belgrano se enfrentaron en un clásico marcado por los insultos y escupitajos que los aficionados propiciaron desde la grada a las jugadoras de ambos equipos. “No se hizo nada para que los insultos frenaran. ‘Hija de puta’ es lo menor que me dijeron, y me lo dijeron 850.000 veces. La tribuna fue completa y absolutamente una vergüenza. Espero de Excursionistas una disculpas sinceras a todo el maltrato que sufrimos en el día de hoy”, explicó tras el partido Antonella Tatullo, jugadora del Defensores.

El conjunto visitante se adelantó en el marcador llegando incluso al 0-2 en la primera parte del encuentro. Fue a partir de este momento cuando la grada del conjunto local comenzó con los insultos a las jugadoras del Defensores, que acabaron incluso recibiendo escupitajos desde la grada. Al finalizar el encuentro, con victoria por 3-2 del Excursionistas, los aficionados obligaron a las futbolistas a dar sus camisetas a los seguidores.

Las redes sociales criticaron duramente lo ocurrido en el encuentro y el Club Atlético Excursionistas emitió un comunicado lamentando lo ocurrido. “Lamentamos y condenamos enérgicamente las agresiones verbales que se escucharon de manera aislada durante el desarrollo del partido”, explicaron a través del comunicado oficial publicado en su cuenta de Twitter. Sin embargo, el club quiso quitar importancia a lo ocurrido asegurando que en ningún momento sufrieron agresiones físicas o amenazas antes, durante o después del partido.

Las jugadoras del conjunto local también emitieron un comunicado pidiendo disculpas aunque asegurando que fue algo que no estaba en sus manos. "El fútbol femenino es algo familiar, no estamos acostumbradas a lo que se vivió ayer. La dirigencia de nuestro club hizo lo que pudo y trató de calmar las aguas", añadieron.

Publicidad