Marcos Llorente es uno de los dos refuerzos ya anunciados por el Atlético de Madrid para el nuevo curso, junto al central brasileño procedente del Oporto Felipe de Augusto, aunque ya tiene cerrada la contratación del mexicano Héctor Herrera, que finaliza contrato con el Oporto, y ultima la llegada del atacante portugués Joao Félix.

Llorente, cuyo abuelo materno, Ramón Grosso, en 1963-64, y cuyo padre, Paco, entre 1985 y 1987, jugaron en el equipo rojiblanco, tiene 24 años y ha desarrollado toda su carrera en el Real Madrid, con un año de cesión al Alavés en 2016-17. Los dos últimos cursos los jugó en el primer equipo blanco, con un total de 36 choques, 25 de titular, entre los dos años.