México

Los hinchas de equipos visitantes no podrán entrar a los estadios tras la brutal batalla campal en México

La vergonzosa batalla entre los hinchas de Querétaro y Atlas este domingo en un partido de la liga mexicana ha provocado las primeras medidas.

Los hinchas de equipos visitantes no podrán entrar a los estadio

Los hinchas de equipos visitantes no podrán entrar a los estadio EFE

Publicidad

Las imágenes de hinchas del Querétaro y del Atlas protagonizando una auténtica y vergonzosa batalla campal en el estadio de La Corregidora han dado la vuelta al mundo y un rechazo unánime de aficionados e instituciones.

Los radicales de ambos equipos comenzaron un enfrentamiento pocas veces visto en un partido de fútbol. Sillas arrancadas, palizas, personas tendidas en el suelo sin ropa son solo algunas de escenas que se vivieron. Los datos oficiales hablan de al menos 26 heridos, pero fuentes extraoficiales y periodistas que cubrían el partido hablan de que habrían muerto 17 personas.

Una tragedia por la que ya se han tomado algunas medidas. La primera la anunció el presidente de la liga mexicana de fútbol, Mikel Arriola: "Las barras de equipos visitantes, a partir de hoy, no van a poder ir a los estadios, esta determinación vamos a llevarla a ratificación en la próxima junta con los dueños de los equipos".

Las 'barras' en México son grupos que originariamente surgieron con la intención de animar a sus equipos. Sin embargo, paralelo al aumento de la violencia en el país estos grupos se fueron radicalizando hasta llegar a la década de los 90 cuando se conformaron grupos ultra que se han generalizado en los estadios.

Suspendido el fútbol en Quétaro

Otra de las decisiones que se ha tomado desde las instituciones de fútbol mexicanas es que el fútbol en Querétaro y en el estadio de La Corregidora queda suspendido hasta que finalicen las investigaciones.

"El estatus de suspensión es a partir de hoy; no puede haber fútbol aquí en Querétaro. La Comisión Disciplinaria resolverá qué va a pasar con el estadio y como medida previa no habrá actividad futbolística aquí", expresó Arriola. La intención de estas medidas, según el presidente de la liga mexicana, es "dar un castigo efectivo y revertir este proceso tan grave".

Por otro lado, el presidente de la Federación de Fútbol de México, Yon de Luisa, ha manifestado que los hechos vividos este domingo son "terribles" y ha asegurado que la Federación se avergüenza de ellos, por lo que se compromete a tomar medidas.

De Luisa ha viajado a Europa para reunirse con los integrantes de la selección nacional y ha pedido que toda la sociedad se una "en este reclamo enérgico de no más violencia" en los campos de fútbol.

Reacciones de Concacaf y FIFA

La Concacaf, la Confederación de fútbol que agrupa a los clubes del Norteamérica, centro América y el Caribe, ha condenado los hechos y ha expresado a través de un comunicado que van a apoyar a la liga y la Federación mexicana para que se tomen "fuertes sanciones futbolísticas", ante unos "impactantes actos de vandalismo y violencia".

Por su parte, la FIFA se ha manifestado "consternada por el trágico incidente" y se ha unido a la Federación Mexicana de Fútbol y a la Concacaf en su condena de los "deleznables" hechos. Además, han alentado a que se investigue lo ocurrido en profundidad y ha recordado que la violencia no tiene cabida en el fútbol.

No obstante, ninguna de las instituciones ni de los representantes de las mismas se ha manifestado sobre el Mundial de 2026 en el que México es sede junto a Estados Unidos y Canadá. Nadie ha manifestado sobre si corre peligro esta sede ni sobre si se dan las condiciones de seguridad para organizar partidos a falta de 4 años para el evento. En esta línea, muchas voces piden suspender el fútbol mexicano no solo dentro del país sino en la representación en torneos internacionales.

Publicidad