La Universidad de Concepción se enfrentaba ante el Curicó Unidos en la derrota para los primeros por cuatro goles a dos. Sin embargo, el protagonista del partido fue el árbitro, quien fue acusado de llamar "negro feo" a uno de los jugadores.

Alexis Rolín, defensa uruguayo, acusó al árbitro del encuentro, Francisco Gilabert, de haberle llamado "negro feo": "Estaba mirando a la cara al árbitro en un córner. Él me miró y me dijo 'negro feo', a la cara. Un atrevido de mierda", declaró ante la señal oficial de CDF.

Además, en la zona de vestuarios, Francisco Bozán, entrenador del equipo chileno, ya en puestos de descenso salió en defensa del jugador: "Yo creo a mi jugador, y si el árbitro lo hizo, me parece detestable. Me da pena, es triste que se pueda llegar a algo así, que alguien que está a cargo de la justicia del juego llegue a una agresión a nivel humano", declaró el director técnico.

"El equipo lo está apoyando, pero Alexis está destrozado. Está muy decepcionado con lo que le tocó vivir hoy", agregó. El árbitro salió custodiado pero, sin embargo, no quiso dar declaraciones a la prensa. Por su parte, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional confirmó que investigará la denuncia realizada por Alexis Rolín.