Ter Stegen detiene un disparo de Isak

Publicidad

Supercopa de España

Un gran Ter Stegen mete al Barcelona en la final de la Supercopa de España y condena a la Real Sociedad en la tanda de penaltis

El FC Barcelona se impuso a la Real Sociedad en la primera semifinal de la Supercopa de España apoyado en un gigante Ter Stegen. La lotería de los penaltis sonrió al equipo de Koeman y condenó al conjunto donostiarra.

A falta de Messi, el Barcelona se agarró a Ter Stegen, el jugador más decisivo del equipo de Koeman cuando no está el argentino, para doblegar a la Real Sociedad tras 120 minutos de juego y una emocionante tanda de penaltis, donde el alemán atajó dos lanzamientos.

El peso de Ter Stegen en el Barcelona es más que notable y quedó demostrado en Córdoba. Si no es por el guardameta alemán, la Real sería ahora mismo finalista de la Supercopa de España. Pero la realidad es que juega en el Barcelona y sus intervenciones fueron claves para que el Brça esté en la gran final.

El portero germano detuvo los dos primeros lanzamientos de la tanda, además de hacer grandes paradas durante el encuentro, y Riqui Puig, que marcó el último penalti, fueron determinantes.

De Jong coge los galones de Messi

La ausencia de Messi condicionó el escenario para el Barcelona, huérfano de su jugador más en forma, y también para una Real Sociedad que tuvo una fogosa puesta en escena.

Los de Alguacil presionaron con fuerza a sus rivales desde la salida del balón, buscando el robo. A los tres minutos, un cabezazo de Isak a centro de Gorosabel se fue ligeramente alto.

Un trallazo cruzado de Portu y un remate de cabeza de Le Normand fueron los siguientes acercamientos blanquiazules a la meta de Ter Stegen, en un inicio de mayor control para los de Alguacil.

El Barça, con Griezmann aislado, apareció en ataque por primera vez al cuarto de hora con una cabalgada de Dembelé que acabó con el balón en córner.

La réplica la puso Isak, que se quedó mano a mano con Ter Stegen para que el alemán le sacara el balón con acierto. La Real, con muy buenos repliegues y un juego solidario, mandaba ante el equipo de Koeman, incómodo sobre el césped.

Las acciones individuales o los disparos lejanos eran sus principales recursos, sin fruto, aunque Braithwaite lo intentó con un tiro ajustado y después conectó un testarazo que salió alto.

Dembelé, el más activo del Barça, generó acciones en ataque desbordando por velocidad. Un centro suyo lo remató desviado Griezmann, con el equipo catalán más entonado.

El Barça le dio la vuelta al guion con una acción primorosa. Tras un buen toque de Braithwaite, Griezmann puso un centro perfecto para que De Jong, con un rectificado en el aire, rematara de cabeza superando a Le Normand para batir a Remiro.

La Real replica, pero muere en la orilla de Ter Stegen

La réplica de la Real, con un centro sin rematador de Monreal, no le sirvió para evitar llegar al descanso con desventaja por 0-1. El segundo tiempo arrancó sin cambios en los onces ni en el talante de los equipos, que fueron valientes y agresivos.

La Real empató en el minuto 50 gracias a un penalti transformado por Oyarzabal tras una mano de De Jong, que Munuera sancionó tras consultar el VAR.

Con las fuerzas mermadas se abrieron líneas y se acumularon las llegadas, pero ninguna se concretó. En la prórroga, con los cambios, el partido fue un intercambio de golpes. Zaldua, Oyarzabal, Januzaj, Griezmann y Dembelé tuvieron claras oportunidades, pero el partido se fue a los penaltis.

Ter Stegen detuvo el de Bautista y De Jong disparó al palo. El alemán le volvió a parar a Oyarzábal y Dembelé adelantó al Barça. William José estrelló la pelota en el palo y Pjanic anotó el segundo de los azulgranas. Merino anotó y Griezmann envió alto. Tras marcar Januzaj, Riqui Puig metió al Barça en la final.

Publicidad