La presentación de la segunda equipación del Trabzonspor turco está dando la vuelta al mundo. El capitán del Barcelona, Gerard Piqué, se emociona en redes sociales y mantiene un divertido hilo de mensajes con el club turco.

El club rinde homenaje a los tradicionales colores de los monjes de esa región en un emotivo vídeo. El 'spot' comercial, que ha emocionado a jugadores de la talla de Piqué, cuenta la historia de un niño que no puede jugar al fútbol porque no tiene una camiseta oficial.

Cuando el niño improvisa una camiseta, su madre teje con un telar una oficial para convertirse en jugador de la primera plantilla del equipo turco.

 

Cuando el central español les mandó unos aplausos al ver el vídeo, el club le respondió: "¡Gracias Piqué! Enviaremos una camiseta gris nuestra, a ti y a tu querida familia. Un saludo de azul y grana de Trabzonspor al azul y grana de Barcelona!". A lo que el propio jugador les agradeció el gesto con un 'gracias' en lengua turca.