Gerard Piqué, en Sudáfrica

Publicidad

Selección Española

Gerard Piqué recuerda el Mundial de Sudáfrica: "Me rompí la cara por España. ¡Viva el rey!"

El central del Barcelona, Gerard Piqué, ha repasado el triunfo en el Mundial de 2010, la convivencia con el resto de internacionales y algunas anécdotas con Shakira.

El próximo 11 de julio se cumplirán diez años de la página mas brillante en la historia del fútbol español, la victoria de la selección española en la final del Mundial 2010 ante Holanda.

Un día y un mes para recordar por siempre y que Piqué ha rememorado en una entrevista en L'Esportiu. El central catalán fue uno de los jugadores clave de aquel histórico equipo, que logró ganar dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010) de forma consecutiva.

"En el primer partido me abrieron la ceja, en el segundo el labio, y en dos días, en un entrenamiento, me dieron un pelotazo en la boca y me abrieron de nuevo el labio. Recuerdo a Vicente del Bosque diciendo: "Pero qué mala suerte que tiene este chico." Pero sí: me rompí la cara por España. ¡Viva el rey!", recuerda en tono bromista Piqué.

Una de las claves de aquel equipo fue el buen ambiente en la concentración, como explica Piqué.

"Éramos muchos, pero sería injusto ignorar a Iker Casillas, Sergio Ramos, Villa... Hombre, es verdad que éramos mayoría, que Xavi tenía mucha influencia en el juego, pero siempre he pensado que teníamos de todo. Mucha calidad y variedad. Lo que no teníamos era una gran estrella. Aquella selección es el mejor ejemplo que por encima de un crack siempre hay el equipo. No teníamos un líder, había Iker, Xavi, Puyi; entre ellos tres, que eran los veteranos, se lo trabajaban, pero no había un líder. Y otra cosa que le dirá todo el mundo: buen rollo", indica Piqué.

Shakira y la fiesta de campeones del mundo

"Gané el título más grande que uno puede conseguir y conocí el amor de mi vida. Salí de Sudáfrica siendo una persona diferente y viví una experiencia inolvidable", admite Piqué.

Por último, el central fue muy claro al hablar de la celebración tras proclamarse campeones del mundo.

"Fue una gran fiesta; me lo pasé de cojones", asegura Piqué.

Publicidad