Los futbolistas rusos Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar) obtuvieron el beneficio de la libertad anticipada, tras cumplir la mayor parte de las penas a las que fueron condenados en mayo por gamberrismo y agresión.

El tribunal de la región de Bélgorod, en una vista celebrada en el recinto penitenciario donde se encuentran los jugadores, satisfizo la peticiones de libertad anticipada de Mamáev y Kokorin, así como la del hermano de este último, Kiril, condenado por el mismo motivo.

"La decisión judicial entrará en vigor dentro de diez días en caso de que no sea recurrida", dijo al agencia Interfax Irina Sazónova, portavoz del tribunal.

Los futbolistas internacionales fueron condenados el pasado 8 de mayo a 18 meses de prisión, en el caso de Kokorin, y a 17, en el de Mamáev, por gamberrismo y agresión en dos peleas ocurridas en octubre de 2018 en el centro de la capital, tras lo cual fueron detenidos y quedaron en prisión preventiva.

Según el fallo, Kokorin y Mamáev agredieron a dos funcionarios en un café y al chófer de una presentadora de la televisión pública rusa en plena calle.

En particular, el delantero del Zenit asestó tres golpes con una silla a Denis Pak, funcionario del Ministerio de Industria y Comercio, después de que este les afeara su comportamiento en el café.

El Zenit, al contrario que el Krasnodar, ha expresado su deseo de recuperar a su jugador, en su momento la mayor promesa del fútbol ruso.