Abuso

El fiscal califica a Benjamin Mendy de "depredador" sexual y le acusa de usar "habitaciones del pánico"

El juicio contra el jugador del Manchester City Benjamin Mendy ha comenzado y se empiezan a conocer detalles del alcance de las acusaciones.

Benjamin Mendy en la puerta de la Corte que juzga su caso

Benjamin Mendy en la puerta de la Corte que juzga su caso EFE

Publicidad

Benjamin Mendy, jugador del Manchester City, se enfrenta ahora al juicio tras se acusado de ocho cargos de violación, uno de intento de violación y otro de agresión sexual. El fiscal de la sala, Timothy Cray, señaló al futbolista como "depredador" sexual ante el jurado.

Los delitos de los que se le acusa sucedieron presuntamente entre los años 2018 y 2021. Cray, en una dura intervención, explicó también al jurado que determinará la inocencia o la culpabilidad del jugador del City, que Mendy y Louis Saha Matturie (amigo con el que está imputado) "convirtieron la búsqueda de mujeres para el sexo en un juego".

Estos detalles, que recogen diversos medios británicos como 'The Guardian', expuestos por el fiscal tratan de reconstruir los hechos que se vivieron en la mansión del futbolista. Cray ha descrito diferentes hechos relatados por las víctimas y ha hecho especial insistencia en el consentimiento.

Usó "habitaciones del pánico", según las testigos

Además, el diario 'The Times' lleva en sus páginas que el futbolista violó a 3 mujeres en una noche. El fiscal también ha detallado que el futbolista empleaba "habitaciones del pánico". "Dos de las testigos alegan violaciones en esas habitaciones y sintieron que estaban encerradas", asevera el fiscal.

Por otro lado, Timothy Cray ha explicado que los dos acusados tenían el propósito común de considerar a las mujeres "desechables" tras mantener relaciones sexuales con "indiferencia e insensibilidad".

El futbolista se declaró inocente de todos los cargos en la vista preliminar celebrada en la Corte de la Corona de Chester el pasado 10 de agosto y se encuentra en libertad condicional tras haber pasado por la cárcel. Tras conocerse el caso, su equipo, el Manchester City, le suspendió de empleo y sueldo.

Publicidad