River Plate y Flamengo en un partido

Publicidad

Fútbol

La final de la Copa Libertadores cambia su sede a Lima por los disturbios en Chile

River Plate y Flamengo serán los equipos que se enfrenten en la final a partido único que se disputará el próximo 23 de noviembre en el Monumental de Lima, en Perú.

En resumen

  • La Conmebol ha asegurado que el motivo del cambio de sede se debe a circunstancias de fuerza mayor
  • "La elección se apoya en el ofrecimiento del gobierno del Perú y las garantías de seguridad que ha dado"
  • La crisis en Chile ya ha dejado un balance de 20 muertos y 7.000 personas detenidas

La Confederación Sudamericana de Fútbol ha anunciado el cambio de sede para la final de la Copa Libertadores. Lima será la ciudad encargada de acoger el próximo 23 de noviembre la primera final a partido único que disputarán River Plate y Flamingo.

La Conmebol ha asegurado que el motivo del cambio de sede se debe a circunstancias de fuerza mayor y orden público, considerando la seguridad de los futbolistas tras los disturbios vividos en Chile en las últimas semanas. "La elección del nuevo escenario se apoya en el ofrecimiento del gobierno del Perú, y en las garantías de seguridad que ha dado", ha señalado.

La decisión ha sido consensuada por los presidentes de los dos equipos, además de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile. El Monumental de Lima será por lo tanto el estadio que acoja el partido que, además, ya había sufrido amenazas por parte de clubes chilenos de boicotearlo con protestas en las calles.

Crisis en Chile

Chile vive una fuerte crisis en su país que ya ha dejado un balance de 20 muertos y 7.000 personas detenidas. La capital ha sido testigo de los numerosos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad tras las protestas de los ciudadanos a la política del presidente de la República, Sebastián Piñera.

El año pasado la final de la Libertadores ya tuvo que cambiar de sede y disputarse en el Santiago Bernabéu de Madrid después de los disturbios vivios en la previa de la final entre los dos equipos de Buenos Aires, River Plate y Boca Júniors.

Publicidad