Roman Shirokov durante un partido con Rusia

Publicidad

Fútbol

El exfutbolista ruso Roman Shirokov condenado a 100 horas de servicios sociales tras pegar a un árbitro

El que fuera capitán de la selección rusa Roman Shirokov condenado a 100 horas de servicios sociales tras agredir a un árbitro durante un partido amistoso

El que fuera capitán de la selección de fútbol de Rusia, Roman Shirokov, fue sentenciado a hacer 100 horas de servicio comunitario por pegar a un árbitro a principios de año.

Un tribunal de la capital rusa también multó al exfutbolista, de 39 años, aunque no se ha desvelado la cantidad que deberá pagar el exjugador de Zenit, Krasnosdar y Rubin Kazán, entre otros equipos.

Los jueces declararon a Roman Shirokov culpable de pegar a un árbitro durante un partido amistoso celebrado en agosto en Rusia. El futbolista le golpeó en la cara y luego patearlo. El mediocampista ganó 56 partidos con su selección y fue capitán del equipo desde 2014. Por último, terminó su carrera en 2016 en el CSKA de Moscú.

Una generación del futbol ruso con muchos problemas

Roman Shirokov pertenece a una de las mejores generaciones del fútbol ruso. Pero a su vez, es uno de los equipos cuyos jugadores han tenido más problemas una vez han dejado los terrenos de juego.

Uno de los mejores jugadores de aquella generación, Arshavin también tuvo problemas con la policía rusa. Fue detenido y encarcelado temporalmente tras robar un caballo y encararse con los agentes después de salir de un club de striptease. Después de este altercado tuvo que pagar una cuantiosa multa.

Por último, el delantero ruso todavía en activo, Dziuba, fue excluido de una convocatoria de la selección rusa después de que se filtrará un vídeo íntimo del jugador con una mujer, que ha provocado una ola de críticas en Rusia.

Publicidad