LA FEDERACIÓN SERBIA ACTÚA

El estadio del Rad de Belgrado será cerrado "forzosa y temporalmente" como castigo por los insultos racistas

Everton Luiz se marchó llorando tras 90 minutos de insultos por parte de la afición del Rad. El cierre del estadio ha sido ordenado por Vladimir Bulatovic, director de la liga serbia, como castigo a los hechos ocurridos el pasado domingo.

Insultos racistas a Everton Ruiz

Publicidad

La sanción de la liga serbia al Rad de Belgrado no ha tardado en llegar. Según informa el diario 'Politika', el lunes se ordenó el "cierre forzoso y temporal" del estadio y será así hasta que la comisión disciplinaria de la Federación Serbia de Fútbol decida la sanción definitiva.

El partido enfrentaba al Rad de Belgrado y el Partizán,que sacó un comunicado defendiendo a su jugador: "El acto insensato, que no solo es racista, sino que también representa un acto de odio hacia el Partizan y todos los ciudadanos de Serbia"

Los locales estuvieron los noventa minutos llamándole "mono" con gritos que imitaban al animal. Al final del partido, Everton Ruiz no aguantó y se marchó a los vestuarios llorando por el trato recibido.

Publicidad