Publicidad

Celebración Copa del Rey

La Ertzaintza restringe el acceso a aeropuertos, Lezama y Zubieta para evitar aglomeraciones en el recibimiento a los finalistas coperos

Tras la histórica victoria de la Real Sociedad en la final de la Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao las fuerzas de seguridad quieren evitar más aglomeraciones y que no se produzcan más altercados en el recibimiento a ambos equipos a su llegada al País Vasco.

Después de los graves incidentes que se produjeron en el día de ayer en Bilbao y San Sebastián antes de la final de la Copa del Rey, la Ertzaintza, junto a las Policías Locales, han decidido restringir este domingo el acceso de personas y vehículos a los aeropuertos, así como a Lezama y Zubieta con motivo del regreso de las plantillas del Athletic de Bilbao y la Real Sociedad.

Las fuerzas de seguridad pretenden evitar aglomeraciones a la llegada de los finalistas de la Copa del Rey al País Vasco, especialmente a las ciudades deportivas de ambos equipos. Por eso, quieren que se cumpla la actual normativa sanitaria y poder impedir una situación como la que se produjo en la previa de la final.

La Ertzaintza ha pedido a la afición de ambos equipos que no acuda a dichos espacios para evitar aglomeraciones no permitidas con la actual alarma sanitaria. El Departamento de Seguridad ha precisado que el dispositivo en alguno de estos espacios se verá más reforzado, por ejemplo, se controlará más la llegada de la Real Sociedad al haber sido el equipo vencedor.

Comportamiento poco responsable de ambas aficiones

El objetivo es que no haya celebraciones de ningún tipo en la ciudad y que cada aficionado se quede en casa. Las autoridades, fuerzas de seguridad e incluso los propios equipos instaron en el día de ayer a que los aficionados se quedaran en sus casas para disfrutar de la final, premisa que muchos no cumplieron y decidieron salir a la calle formando disturbios y peligrosas aglomeraciones.

Antes de que se disputara la final de la Copa del Rey ambas aficiones llenaron varias calles de Bilbao y San Sebastián formando grandes reuniones en las que no se respetaban la distancia de seguridad y algunas personas no llevaban puestas las mascarillas.

A medida que avanzaba la tarde se fue caldeando el ambiente y se produjeron la quema de algunos contenedores en las calles de Bilbao, momento en el que ela Ertzaintza tuvo que intervenir y se produjeron algunos altercados. Una joven fue trasladada a un hospital tras recibir un botellazo en la cabeza.

Publicidad