LIGA JORNADA 8 | MÁLAGA CF 0-2 CD LEGANÉS

El Leganés no se baja de la nube y hunde aún más al Málaga

Dos goles del CD Leganés, marcados por Gabriel Pires y Alexander Szymanowski, condenan al Málaga a una derrota que lo dejan aún más como colista de La Liga. Los de Asier Garitano, que han encajado solo tres goles en ocho jornadas, llevan un mes sin conocer la derrota.

El Leganés celebra un gol

Publicidad

El Leganés se cobró venganza de la derrota que sufrió la pasada temporada en La Rosaleda (4-0) y venció por 0-2 al Málaga, que continúa colista, sin ganar y con su técnico, José Miguel González 'Míchel', contra las cuerdas.

El equipo malagueño, con una novedad de última hora en el once inicial por la lesión en el calentamiento del centrocampista serbio Kuzmanovic, sustituido por el argentino Esteban Rolón, empezó fulgurante, fuerte y agresivo, con una línea ofensiva formada por el venezolano Peñaranda y el uruguayo Diego Rolan.

El Leganés, el equipo menos goleado de la Liga, junto con el Barcelona, con tres tantos encajados, sufrió algo al comienzo, pero poco a poco se fue asentando en el campo, durmiendo el partido y creando problemas a los malaguistas. Un lanzamiento del lateral derecho Roberto Rosales, con intervención del guardameta Cuéllar, fue el primer aviso del Málaga, contestado seguidamente con otro disparo de El Zhar, atajado por Roberto.

El Málaga volvió a intentarlo desde fuera del área con otro lanzamiento de Juanpi, sin problemas para Cuéllar, y el Leganés presionaba la salida del balón de los locales y llegaba arriba con más firmeza con Amrabat y Szymanowski. El partido entró en una etapa soporífera, con un Málaga sin ideas, apático y lento, y un Leganés que exponía poco, aunque el control era suyo.

El conjunto malaguista jugaba a trompicones, con acciones esporádicas, y en una de ellas un pase de Juan Carlos a Rolan, que se fue por velocidad de su defensor, terminó con un lanzamiento de éste con el empeine. Cuéllar tocó el balón lo suficiente para que lo repeliera un poste y el rechace le llegó a Mula, que lo envió fuera.

La respuesta del Leganés llegó por medio de Amrabat, que superó a su par pero no pudo batir a Roberto. Tras el descanso, después de unos primeros minutos horribles del Málaga, con Amrabat haciendo diabluras, llegó el primer gol del Leganés, fruto de una falta lateral mal defendida por los malaguistas que Gabriel, en posible posición de fuera de juego, convirtió en el 0-1 tras tocar con la cabeza Eraso.

El Málaga volvió a las andadas, sin ideas, atascado y nervioso. Sucumbió a raíz del gol, lo que aprovechó el Leganés para sentenciar con un tanto a la contra de Szymanowski en el minuto 77.

El duelo acabó entre pitos contra el presidente del club, el jeque Al-Thani.

Publicidad