Pep Guardiola

El elogio del papa Francisco a Guardiola tras perder la final de la Champions League

El Papa Francisco quiso comentar y elogiar el gesto de Pep Guardiola al besar la medalla de subcampeón de la Champions League.

El elogio del papa Francisco a Guardiola tras perder la final de la Champions League

Publicidad

No es muy normal que un Papa haga referencia a eventos o sucesos deportivos. Sin embargo, el Papa Francisco, amante del fútbol y especialmente de su querido San Lorenzo de Almagro, nos tiene muy acostumbrados a verle y escucharle hablar de fútbol y de las enseñanzas que saca de este gran deporte.

Hace tan solo una semana se mojó a la hora de elegir su favorito para ganar la Liga Santander, ¿Atlético o Real Madrid? La última ha sido más reciente, Francisco ha querido hacer referencia y elogiar el gesto que tuvo el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, al besar la medalla de subcampeón de Champions League tras perder la final ante el Chelsea.

"Normalmente, cuando quedamos segundos, estamos de morros, tristes, y no digo que tiremos la medalla, pero tendríamos ganas de hacerlo. Y éste besó la medalla", dijo el pontífice en una audiencia con la delegación de la Federación Italiana de Baloncesto con motivo de su centenario.

"Es una verdadera victoria humana"

El Papa Francisco destacó el gesto de Guardiola y sacó un ejemplo que seguramente valdrá a muchos deportistas: "Me gustaría destacar la actitud ante la derrota. Me han contado que uno de estos días -no sé dónde- hubo un ganador y uno que quedó segundo, que no lo logró. Y el que quedó segundo besó la medalla. Esto nos enseña que incluso en la derrota puede haber una victoria y que incluso los fracasos hacen entender que en la vida no todo es dulce, no siempre todo es ganar", aseguró.

Reconoció la superación de la derrota de Guardiola y aseguró que cuando un deportista actúa "así, con dignidad, con humanidad, con un gran corazón, es un verdadero galardón, una verdadera victoria humana".

Pep Guardiola ha sido noticia en los últimos días tras perder la final de la Champions ante el Chelsea y seguir sumando años sin conseguir el máximo título europeo.