El fútbol turco se paralizó por momentos cuando el portero titular del Sivasspor se desmayó dos veces durante el partido con el Besiktas. Mamadou Samassa chocó violentamente con el norteamericano Tyler Boyd y empezó a encontrarse indispuesto.

Al momento, los equipos médicos saltaron al terreno de juego para asistir al portero maliense. Una vez recuperada la consciencia y, mientras, se encontraba recorriendo la banda ayudado por los sanitarios el jugador volvió a perder el sentido y 'cayó' al suelo 'ipso facto'.

El guardameta tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital en estado de inconsciencia. Allí pasó la noche y ya se ha recuperado.