El día más feliz de toda tu vida se puede truncar en un segundo. Eso habrá debido pensar el nuevo jugador del Real Madrid el polivalente defensa Éder Militao. Cuando el conjunto blanco estaba presentado en rueda de prensa al jugador proveniente del Oporto, éste se ha sufrido un mareo que le ha dejado indispuesto.

El brasileño de 21 años mientras estaba junto al embajador del club blanco, Álvaro Arbeloa, se ha empezado a encontrar indispuesto posiblemente producido por un posible golpe calor. El propio Arbeloa le ha echado un poco de agua para mejorar la situación.