Liga Santander

Un doblete de Griezmann permite al Barcelona seguir metiendo presión al Atlético en la Liga

El francés anotó los dos goles del Barcelona y ayudó a su equipo a conseguir una victoria capital ante el Villarreal para seguir luchando por ganar la Liga Santander.

Publicidad

El Barcelona sigue ganando en la Liga Santander. Los culés han vuelto a cosechar los 3 puntos en uno de los campos más difíciles de la competición gracias a un doblete de Griezmann, que cada vez es más importante en el conjunto culé.

El equipo catalán sigue metiendo presión al Atlético de Madrid en la lucha por el título de Liga, mientras que los castellonenses ven frenada su carrera por jugar la próxima Liga de Campeones. Fue el Villarreal quién golpeó primero gracias a un gran gol de Samu Chukwueze, pero apenas 30 segundos después Griezmann batió a Asenjo con una baselina perfecta.

Ambos equipos querían hacerse con el control del balón, los dos dominaron en diferentes momentos del partido pero la eficacia del Barcelona se impuso. Sin embargo, la defensa del Villarreal regaló el segundo gol a Grizmann tras un pase fallido a Asenjo de Juan Foyth.

Expulsión de Trigueros

En la segunda parte el Villarreal apretó y tuvo el balón en campo contrario pero le faltó crear más peligro y las que tuvo no pudo convertirlas.

Uno de los puntos de inflexión fue la expulsión del centrocampista del Villarreal, Manu Trigueros, tras una dura entrada a Leo Messi en la disputa de un balón. No obstante, parece que el partido iba a acabar ahí, pero los locales sacaron la garra, se organizaron y embotellaron al Barcelona en su área, los visitantes pudieron cerrar el partido en un par de contras y el Villarreal tuvo alguna acción peligrosa pero no pudo conseguir el empate.

El Barcelona consigue otros 3 puntos vitales que le coloca con los mismos puntos que el Madrid (enfrentamiento directo ganado) pero con un partido menos para los culés. Ahora en unos minutos el Atlético visita San Mamés. Partido muy complicado. La Liga sigue decidiéndose.

Publicidad