LIGA JORNADA 9 | LEGANÉS 1-0 ATHLETIC DE BILBAO

El Leganés sigue soñando gracias a su victoria ante el Athletic con un golazo de Beauvue

El Leganés está disfrutando de lo lindo en su segunda temporada en la élite. Los pepineros, tras nueve partidos, están en la zona noble de la clasificación y lo estarán una semana más tras su victoria ante el Athletic. Beauvue hizo el tanto de los blanquiazules.

Gol de Beauvue ante el Athletic

Publicidad

En una nueva exhibición de sus armas, efectividad de cara a puerta y sacrificio defensivo, el Leganés siguió demostrando su bien ganada fama de equipo revelación en la competición liguera tras imponerse (1-0) a un Athletic escaso de fluidez.

Con el anfitrión más entonado, Amrabat y El Zhar asumieron la creación en el ataque mientras Beauvue batallaba con los zagueros. No fue eso suficiente para generar peligro y este no hizo acto de presencia hasta mediada la primera mitad. Fue entonces cuando Gabriel y Beavue probaron fortuna con sendos disparos desde fuera del área que detuvo Kepa.

En cuanto al conjunto vasco, sufría un mundo con el balón en los pies. La buena presión del rival y las imprecisiones en la salida le impedían hilvanar el juego de ataque, lo que se traducía en posesiones cortas que no inquietaban. Así las cosas el enfrentamiento se fue al descanso con el resultado inicial y la sensación de que tras la reanudación el espectáculo solo podía mejorar.

Por fortuna para el público, así sucedió. En su retorno al verde, el Athletic apareció con Iturraspe en detrimento de Vesga. Y el centrocampista se hizo notar pronto con un excelente pase en profundidad para Williams, quien se plantó ante Cuéllar por el costado diestro y vio como el arquero desviaba a córner su golpeo cruzado.

El saque de esquina posterior se tradujo en una oportunidad más clara si cabe al encontrarse San José con el larguero en su remate de cabeza. Protagonista en esa acción, lo sería también en la siguiente. Y esta vez de manera negativa.

Cuando mejor estaba el visitante, una pérdida suya en el centro del campo permitió que Amrabat asistiese a Beauvue y juntos se lanzasen a la contra. Pese a contar con el apoyo de su compañero, prefirió hacerlo todo solo el punta. Primero evitó la entrada de Saborit, luego recortó a Laporte al borde del área y finalmente llevó el balón a la red con un potente tiro.

Los blanquiazules habían transformado su acercamiento más claro y solo necesitaban resistir para hacerlo bueno. La manera de conseguirlo con el contrario tocado era lo más sencillo, no cambiar un ápice el planteamiento.

Así, con los bilbaínos buscando el empate pero sin la capacidad para encontrar el cómo, cada contra del Leganés en la que intervenía Amrabat se convertían en un auténtico tormento. Su velocidad generaba desconcierto y en sus botas estuvo el segundo, pero Kepa aguantó bien el uno contra uno.

No hubo más. Consciente de la importancia de los puntos, el local se limitó a despejar cada uno de los balones colgados al área por un Athletic desesperado y se llevó un triunfo de mérito que descarta la casualidad como explicación a su gran arranque de curso.

Publicidad