PEPE MEL, POSIBLE SUSTITUTO

El Deportivo de La Coruña hace oficial el cese de Gaizka Garitano

El Consejo de Administración del Deportivo de La Coruña, que se ha reunido de urgencia tras el 4-0 ante el Leganés, ha acordado el cese de Gaizka Garitano como técnico del primer equipo. Entre los sustitutos que suenan para reemplazar al entrenador está el de Pepe Mel.

Gaizka Garitano, en la banda del Santiago Bernabéu

Publicidad

El Deportivo ha acordado cesar a Gaizka Garitano como entrenador del primer equipo el día después del contundente 4-0 que encajó en Leganés, un traspié que ha agravado la situación del conjunto coruñés en LaLiga, aunque se mantiene fuera de las posiciones de descenso. Pepe Mel, su posible sustituto.

Garitano deja el equipo con 19 puntos en la clasificación después de 23 partidos disputados, fuera de las posiciones de descenso, aunque muy cerca de ellas, y con un partido menos que sus perseguidores por el encuentro aplazado con el Betis, que se disputará el 8 de marzo. El técnico vasco, que cogió las riendas del equipo en junio, cierra su etapa en La Coruña sin haberse impuesto a domicilio y sin conocer la victoria en 2017.

Garitano sí logró uno de los propósitos que llevaron al Deportivo a ficharle en junio, el de calmar el polvorín en el que se había convertido el vestuario del equipo coruñés con Víctor Sánchez del Amo como técnico. Sin embargo, en el césped, los resultados no han sido los esperados y las cuatro derrotas que ha enlazado, la última por cuatro goles ante un rival directo en la lucha por la permanencia, han acercado al Deportivo al abismo y han llevado al técnico al paro.

A Garitano se le ha cuestionado, sobre todo, por la lectura de los partidos en una temporada en la que a los deportivistas se les escaparon numerosos puntos en los minutos finales de citas como Sevilla, Málaga, Real Madrid o Athletic de Bilbao. No obstante, tampoco ha tenido fortuna con los arbitrajes, que criticó en varios encuentros, ni con los movimientos de jugadores, ya que en las últimas horas del mercado estival perdió a Lucas Pérez y en diciembre, a Ryan Babel, sus dos jugadores más destacados.

El Deportivo despidió 2016 con optimismo por la progresión que había dado en juego (especialmente el 5-1 a la Real Sociedad en Riazor) y porque el equipo competía en casi todos los partidos. Sin embargo, tras las vacaciones de Navidad, el Deportivo, ya sin Babel, no fue capaz de encontrar el camino de la victoria y los últimos golpes ante el Alavés (0-1) y el Leganés (4-0) sentenciaron al entrenador.

Publicidad