Las apuestas son las que han corrompido el fútbol, es lo que ha declarado Carlos Aranda al Juez de Huesca.

"Se me está metiendo en un mundo de comprar partidos que yo no he hablado con nadie en mi vida para comprar partidos. Yo ni tengo poder económico para comprar partidos, no hablo con jugadores para comprar partidos, se me está metiendo en un crimen organizado", asegura Aranda.

'El Mundo' ha tenido acceso a un fragmento de la declaración del cabecilla de la trama de amaño de partidos. Asegura que nunca ha comprado un partido, pero sí reconoce que apuesta.

"Yo apuesto y no es que le diga a mi alrededor que va a pasar esto. Yo apuesto y la gente lo ve, entonces, nada más que se corra la voz de lo que yo haya apostado", afirma Carlos Aranda.

Carlos Aranda salía en libertad bajo fianza de 100.000 euros junto al Raúl Bravo, al que también hace referencia en la declaración: "Lo único que tengo es una amistad con un chico con el que he convivido toda mi vida jugando en el Real Madrid".