Cuando un partido empieza de una forma rara y pudo acabar peor. Eso sucedió en la decimoquinta jornada del torneo campeonato Brasileirão A, la competición liguera brasileña. Un enjambre de abejas invadió un córner del Estadio Castelão de Fortaleza, mientras jugaban el Fortaleza y el Internacional.

El partido estuvo detenido 18 minutos, antes de empezar el partido. Muchos fueron los intentos de los operarios para hacer huir a las abejas o, por lo menos, exterminarlas, pero en vano, no lo consiguieron.

Después de varías picaduras, los trabajadores del estadio consiguieron fumigar a los insectos y, de ese modo, continuar con el partido.