El portero del Real Madrid e internacional con la selección belga Thibaut Courtois ha querido salir al paso de las críticas recibidas en las últimas horas por su fallo en el partido contra Rusia.

Courtois se hizo un lío con el balón que acabó costando el gol de Cheryshev, algo sobre lo que ya se pronunció en Twitter: "Siempre se aprende de los errores". Sin embargo, en medios de su país ha defendido que se considera "uno de los mejores" porteros del mundo.

 

"Me sigo considerando uno de los mejores, a pesar de que la prensa española quiera matarme. Me siento muy fuerte y tranquilo porque entreno bien y juego bien", asegura el guardameta.