Dos menores de origen sierraleonés se escaparon el pasado sábado momentos antes de subir al avión de vuelta a casa, Sierra Leona, tras disputar el torneo de fútbol base Donosti Cup en San Sebastián.

La desaparición ocurrió la mañana del pasado sábado después de haber jugado la final el día anterior cuando el director de la ONG, Anthony Seydu les fue a recoger para llevarles al aeropuerto se percató de que no estaban. "Los tres chicos que dormían en la misma habitación, me llamaron para indicarme que dos de sus compañeros no estaban y que la ventana estaba abierta", relata Seydu.

"Tiempo atrás allá en sierra leona es posible que estos chicos hayan tenido un lavado de cerebro por gente mayor o haya podido influir algún tipo de mafia", comenta con angustia Anthony Seydu.

Después de que el resto de los jóvenes del equipo Diamond Child embarcasen hacia Freetown, el propio Seydu fue a la comisaria de la Ertzaintza de San Sebastián para denunciar los hechos.

Es posible que lo chicos hayan podido huir a Francia, aun así la Ertzaintza ha desplegado un operativo para localizar a los dos jugadores del Diamond Child.

Los jóvenes tienen 13 años y según el presidente y fundador de la ONG Diamond Child School of Arts and Culture, Anthony Seydu, parecen mayores porque la vida en África es más dura.

El equipo llegó al torneo junto a otros equipos africanos y palestinos gracias a una ayuda de la Cámara guipuzcoana de 4.000€. Además, este equipo en concreto también hizo acopio de 5.120€ recogidos por el propio fundador de la ONG vía 'crowfounding'.