Publicidad

Real Sociedad

Cientos de aficionados despiden a la Real Sociedad en Zubieta antes de la final de la Copa del Rey

Al igual que pasó en Lezama con el Athletic, cientos de aficionados de la Real Sociedad se han saltado las restricciones frente al coronavirus para despedir a sus equipo antes de viajar a Sevilla, donde deben jugar la final de la Copa del Rey.

24 horas después de las preocupantes imágenes que se produjeron en Lezama, la historia se ha repetido en Zubieta. Esta vez han sido los aficionados de la Real Sociedad los que no han respetado la distancia de seguridad ni otras medidas frente al coronavirus en una despedida masiva a los jugadores.

Y es que cientos de aficionados de la Real Sociedad han acudido este viernes a las instalaciones de Zubieta para despedir a los jugadores de la Real Sociedad, que viaja hoy a Sevilla para disputar mañana la final de la Copa del Rey ante el Athletic.

De nada han servido las peticiones al prudencia por parte del colectivo Bultzada, que había convocado a la afición en el exterior de Zubieta y que había llamado a respetar las distancias de seguridad para evitar contagios por la covid-19.

Sin distancia de seguridad ni medidas de prevención frente al coronavirus

Durante la salida del autobús del equipo se han producido aglomeraciones, al igual que ocurrió ayer en Lezama en la despedida del Athletic Club. Los aficionados se habían dispuesto en los márgenes de la carretera que conecta el campo Z7 de Zubieta con la nacional N-I, un dispositivo ordenado y controlado por dotaciones de la Policía Urbana y la Ertzaintza.

Durante más de una hora de espera los aficionados han ondeado sus banderas y bufandas y han entonado cánticos de apoyo al equipo, que ha partido en el autobús oficial minutos antes de las 11.00.

En el momento que ha salido el autobús, numerosos aficionados se han saltado los cordones de seguridad y se han agolpado delante del autocar, que ha abandonado lentamente la zona. También han acudido aficionados a despedir al equipo en el aeropuerto de Hondarribia, desde donde la expedición txuriurdin viaja a Sevilla.

Publicidad