Barcelona FC

El Barcelona ya reconoce como "bastante complicada" la renovación de Ousmane Dembélé

El Barcelona se muestra pesimista con la renovación del extremo galo tras la reunión mantenida este miércoles para afrontar su renovación. El principal escollo estaría en el salario que pide cobrar Ousmane Dembélé, quien habría solicitado 40 millones de euros brutos.

Ousmane Dembélé, en un entrenamiento del Barcelona

Efe Ousmane Dembélé, en un entrenamiento del Barcelona

Publicidad

El futuro de Ousmane Dembélé parece alejarse del Barcelona. Y es que la reunión que los dirigentes del club mantuvieron este miércoles con Moussa Sissoko, representante del jugador, han constatado las alejadas posturas pra poder llevar a buen puerto la renovación del jugador francés.

Fuentes de la entidad azulgrana confirmaron que el encuentro no se desarrolló tal como esperaban, y se mostraron pesimistas sobre la continuidad de Dembélé. Según informó el periodista Gerard Romero, Sissoko trasladó el deseo de su representado de cobrar una salario bruto de 40 millones de euros y una prima de renovación de otros 20 millones, cifras muy alejadas de lo que está dispuesto a ofrecerle el Barça.

Desde el club azulgrana no entienden la postura de Dembélé teniendo en cuenta que desde su llegada ha sido más noticia por sus pequeñas faltas de indisciplina y sus lesiones que por su rendimiento sobre los terrenos de juego.

Pese a ello, Xavi Hernández ha repetido en sus comparecencias ante los medios que Ousmane Dembélé debe ser a piedra filosofal de su nuevo proyecto, el jugador sobre el que gire el nuevo proyecto culé.

El presidente, Joan Laporta, llegó a decir que Dembélé es mejor que Kylian Mbappé, y su entrenador, Xavi Hernández, que a sus órdenes podría convertirse en el mejor del mundo en su posición.

Sin embargo, las constantes exigencias de su representante a la hora de renovar su contrato no concuerdan con el mensaje del delantero francés, que siempre le ha expresado al entrenador y a la dirección deportiva su deseo de continuar en el Barça.

Dembélé podrá negociar con cualquier club a partir del 1 de enero

La renovación a la baja de Dembélé es una operación estratégica del club, no solo de futuro sino también de presente para aligerar la masa salarial y así poder inscribir a Ferran Torres en LaLiga.

Pero el extremo azulgrana no entiende por qué debe ceder ahora en sus pretensiones para ayudar económicamente al club, cuando este se acaba de gastar 55 millones de euros más variables en fichar aun futbolista que además juega en su misma posición.

El caso es que, a partir del 1 de enero, Ousmane Dembéle entrará en sus últimos seis meses de contrato con el Barcelona, lo que significa que podrá negociar libremente con cualquier otro club. En El Camp Nou son conscientes de que su renovación está más difícil que nunca.

Publicidad