Copa del Rey 2021 (0-4)

El Barcelona pasa por encima del Athletic de Bilbao y se hace con su 31º Copa del Rey

Los culés se impusieron de principio a fin a un Athletic desconocido, que no metió miedo en ningún momento y que tras recibir el primer gol se fue completamente del partido. Messi anotó un doblete. Primer título de Koeman.

Publicidad

El Barcelona se ha proclamado campeón de la Copa del Rey 2021 tras apabullar por 0-4 al Athletic de Bilbao. Los culés se hacen con su 31º Copa del Rey y consiguen un título desde hace dos años. Koeman estrena su palmarés en Barcelona.

Los pupilos de Koeman se han llevado con autoridad y mucha contundencia la Copa del Rey, uno de los tres títulos más importantes del año. Tras una temporada complicada, los culés saben que al menos han ganado un título y aun siguen compitiendo por la Liga Santander.

La cara negativa es la del Athletic de Bilbao, los de Marcelino pierden su segunda final de Copa en dos semanas y enlazan 6 finales consecutivas perdidas, no ganan la Copa del Rey desde 1983/1984.

El Athletic nunca tuvo opción de llevarse el partido, de principio a fin el Barcelona dominó a su antojo el encuentro, tuvo el balón, percutió y perdonó en varias ocasiones. El Athletic salió vivo en la primera parte pero solo era cuestión de tiempo que llegara el primer gol del Barcelona, porque estaba claro que iba a llegar. Parecía simplemente que una vez abrieran la lata los culés el partido se iba a desequilibrar completamente.

Cuando Griezmann abrió la lata enseguida llegaron el resto de goles, el Barcelona olió la sangre y no quiso pararse, mientras el Athletic se fue del partido y no dejaba de encajar goles.

La cara de los vascos era un poema, en dos semanas han perdido dos finales de Copa y ha dado la sensación que en ambas no han tenido ni una mínima oportunidad de ganarlas.

Messi anotó un doblete y si gana la Liga es muy posible que el atractivo plan que tiene Laporta para el próximo año termine convenciendo al astro argentino.

Palo para el Athletic e inyección de moral para los culés, que ahora solo tienen por delante el reto de ganar la Liga.

Publicidad