Barcelona - Osasuna

Publicidad

Liga Santander

El Barcelona se gusta en casa contra Osasuna y Messi hace su particular homenaje a Maradona

El Barcelona venció claramente (4-0) en el Camp Nou a Osasuna en un partido muy cómodo de principio a fin. Braithwaite volvió a anotar y Griezmann marcó un golazo. El momento del partido fue el homenaje de Messi a Maradona al marcar su gol enseñando la camiseta de Newells con el '10'.

Tras la victoria en Kiev y la clasificación a octavos de Champions ya asegurada, el Barcelona afrontaba un partido importante ante Osasuna para despegarse de la zona media de la clasificación. Los de Koeman fueron de menos a más durante el encuentro y una vez abrió el marcador la tranquilidad era absoluta.

El Osasuna, como era de esperar, planteó un partido defensivo, correoso, cerrando líneas y espacios por las bandas para incomodar las incursiones de Alba por la banda izquierda. Los primeros minutos fueron de tanteo, pero el tiempo pasaba y el Osasuna cada vez defendía más cerca de su portería. Tras varios avisos del Barcelona llegó el gol de Braithwaite, uno más para el en esta semana mágica. Los jugadores visitantes pidieron falta del delantero pero Mateu vio nada y lo dio.

El Barcelona ya mandaba y el Osasuna sin grandes atisbos de juego no conseguía crear peligro, excepto en algun centro lateral. Apenas 10 minutos después de abrir el marcador, un zapatazo estratosférico de Griezmann desde la frontal del área terminó con las esperanzas visitantes.

El Barcelona se acerca a los puestos Champions

Con esta victoria el Barcelona se acerca a los puestos de arriba de la Liga Santander tras haber estado en media tabla las dos últimas semanas, algo muy extraño si hablamos de un equipo como este. Además, todavía tiene dos partidos por jugar respecto al resto de equipos. Los culés mostraron su mejor versión y apenas sufrieron en defensa.

Sin duda, el momento del partido llegó en el minuto 72, cuando Messi limpió las telarañas de la portería de Herrera, se quitó su camiseta y mostró con orgullo y emoción la camiseta del Newells con el '10' a la espalda, equipo donde jugó un tiempo Maradona y al que Messi siempre dijo que quería volver.

La mala noticia, siempre suele haber una, fue la lesión de Lenglet, que sin aun una revisión médica, podría dejar al Barcelona sin centrales para los próximos partidos.

Publicidad